Reportaje | Convivencia de lenguas y culturas diferentes en el campus local

alumnos estranxeiros Erasmus
|

El Campus de Ferrol habla cada año más idiomas. La presencia de alumnos extranjeros en Esteiro y Serantes se ha ido incrementando considerablemente, tal y como destacan desde la propia institución académica. En el curso actual, la cifra ronda los 60. Los hay que llegan a través de programas de intercambio como las becas europeas Erasmus o de los convenios bilaterales con países de otros continentes, pero también los que eligen por su cuenta alguna de las titulaciones ferrolanas para su formación académica.

El Vicerrectorado de Ferrol y Responsabilidad Social, dirigido por Araceli Torres, organizó ayer un acto para dar la bienvenida a estos alumnos. El programa incluyó sendas recepciones en el campus y en el Concello así como una visita por la ciudad en la que, la gran mayoría, lleva residiendo aproximadamente un mes. “Ferrol es una ciudad muy tranquila y el ambiente para trabajar es muy bueno. Además te puedes desplazar muy fácilmente”.

Esta es la opinión de Esteban García, un joven de Costa Rica que desde comienzos de septiembre realiza su proyecto de graduación en el Grupo Integrado de Ingeniería de la Escuela Politécnica Superior de Esteiro.

“La Universidad Tecnológica de Costa Rica, de la que yo vengo, mantenía ya una buena colaboración con este grupo y este año hemos podido venir tres compañeros para trabajar en interesantes proyectos de investigación”, explica. “El grupo lleva a cabo labores de investigación muy importantes y tienen gente muy buena. Nos han brindado mucho apoyo”, destaca.

Estudiantes de República Dominicana –un total de cinco que cursan uno de los másteres que ofrece la Facultade de Ciencias do Traballo–, Italia, Colombia, El Salvador, China, México, Portugal, Rumanía o Eslovenia, entre otros, configuran el mapa multicultural de un campus elegido por algunos por las excelentes referencias que tenían del mismo y por otros por la proximidad de su lugar de origen. Este último es el caso del portugués Alcídio Costa, que llega de la Universidad de Letras de  Porto para estudiar en la Facultad de Humanidades en el marco de una beca Erasmus. “Me está gustando mucho la experiencia”, dice.

Algunos de los alumnos extranjeros es alojan en la residencia universitaria pública mientras que otros comparten piso con otros compañeros. Todos esperan aprovechar al máximo una estancia que les permitirá, además de conocer un sistema educativo diferente, conocer otras costumbres y cultura, como ayer destacó la vicerrectora Araceli Torres.

Reportaje | Convivencia de lenguas y culturas diferentes en el campus local