Apicultores gallegos piden coordinación contra la avispa velutina

velutina
|

Profesionales gallegos convocados por la Asociación Galega de Apicultura han pedido hoy en las calles de Ourense que el Gobierno gallego aplique una acción coordinada para erradicar la conocida como avispa asiática, de su nombre científico vespa velutina.

La plaga “puede afectar gravemente a la provincia”, ha asegurado un portavoz de la citada asociación, Suso Asorey, quien ha acudido a una concentración ante la Delegación territorial de la Xunta en Ourense donde convergieron los manifestantes.

Con la llegada de la primavera, los profesionales están en alerta por las repercusiones negativas de esa plaga, y “la Xunta no puede quedarse de brazos cruzados porque el problema en Ourense puede este año ser muy grave", ha dicho Asorey.

Según la asociación, hay una invasión de la avispa asiática en ríos y por toda la provincia, "aunque hasta ahora no se hayan notado los efectos”, ha apuntado este representante, quien teme que su proliferación pueda perjudicar aún más a los apicultores.

Para Asorey, las medidas adoptadas por la Xunta, tales como la retirada de nidos, son "insuficientes", porque “solo se elimina el 20%” de ejemplares.

La iniciativa de inyectar insecticidas en los nidos ha supuesto que "acaban en los ríos” y que está generando una "despoblación de truchas por envenenamiento”.

Por ello, ha abogado por un "plan preventivo” que permita “capturar a las reinas” de la especie velutina para que no puedan hacer nidos.

No es la primera vez que los apicultores gallegos protestan ante la Xunta para reclamar más medidas. Con carácter previo, habían solicitado varias reuniones, pero según Asorey “poco caso nos hacen”, por lo que ha indicado la intención de continuar las protestas porque “la sociedad tiene que conocer el problema y saber que es grave”.

La Administración autonómica tiene los medios necesarios y "debe establecer un presupuesto transparente y claro para la investigación”, ha señalado, y ha reclamado ayuda a los apicultores para "poner trampas eléctricas" para defender las colmenas de las abejas.

Según sus cálculos, en la zona del litoral de Galicia del 30 al 40 % de los pequeños apicultores han abandonado la profesión por pérdidas cercanas al 35 % anual de producción de miel, y “en vez de poder dedicarse a cuidar sus colmenas, tienen que dedicarse ocho o nueves meses del año a andar detrás de la plaga de la avispa asiática, de la que no son responsables”, ha concluido.

Apicultores gallegos piden coordinación contra la avispa velutina