Los vecinos de Santa Ana y la avenida Porta do Sol protestan contra su incomunicación

Un momento de la manifestación llevada a cabo en la tarde de ayer | d.a.
|

Los vecinos de las calles Santa Ana y avenida Porta do Sol, en Fene, tomaron ayer una vez más la carretera N-651 en señal de protesta por la incomunicación que sufren desde que el Ministerio de Fomento acometió el pasado enero las obras de mejora del vial, en el tramo conocido como las curvas de Santa Ana, de alta siniestralidad, que les hace recorrer cinco kilómetros para llegar al centro de Fene del que los separan apenas 900 metros.
La manifestación tomó la salida de la gasolinera rumbo a la entrada de la calle Santa Ana donde llevaron a cabo un corte de tráfico para visibilizar la situación que padecen desde hace ya 15 semanas, tal y como rezaba la pancarta que encabezaba la marcha.

Los vecinos de Santa Ana y la avenida Porta do Sol protestan contra su incomunicación