El CPR Jorge Juan de Perlío pone en marcha terapias con perros para niños con dificultades

Laura González, la monitora, junto a la perra Nora y uno de los alumnos participantes en la iniciativa | jorge meis
|

Lengua, matemáticas, ciencias... y ahora también sesiones de lectura con perros. El CPR Jorge Juan de Perlío ha incorporado a su oferta formativa una terapia con perros para niños con especiales dificultades.
Nora, una Golden retriever de cinco años es una de las protagonistas de estas lecciones que comenzaron ayer en las aulas de este centro educativo de Fene de la mano de la asociación Perros y Letras. La entidad, que ya trabaja desde hace años con este método en Madrid, lo exportó hace dos años a la ciudad de A Coruña, donde la profesora Inés Santalla lo conoció y propuso implementarlo en el colegio. “Lo sugerí en el centro y les encantó la idea. Intentamos buscar una subvención para financiar la terapia y al final optamos por sufragarlo entre el centro y la ANPA”, explica la maestra.

Aprender jugando
La actividad consiste en que los niños con dificultades lectoras, de atención, de aprendizaje o de autoestima lean un cuento a Nora en sesiones de 20 minutos. “Cuando hay una palabra que les cuesta o la pronuncian mal, la perra les hace un gesto y la monitora, Laura González, les pide que la repitan porque la perra no la entendió; esto les da mucha confianza porque los convierte en maestros del animal”, explica la docente.
En este segundo trimestre, seis alumnos de 1º y 2º de Primaria se beneficiarán de esta terapia a la que incorporarán en el tercer trimestre también a niños de cinco años en edad prelectora. “No solo les ayuda a mejorar sus capacidades lectoras”, explica Santalla, “es que en el caso de niños con problemas de desarrollo personal los convierte en protagonistas y eso es quizá más importante que los conocimientos académicos que puedan adquirir”, explica.

El CPR Jorge Juan de Perlío pone en marcha terapias con perros para niños con dificultades