Las responsables de Consumo ofrecen su apoyo a los afectados de Motorkar

Sol Vázquez, directora xeral de Comercio e Consumo, en la reunión con los afectados | daniel alexandre
|

Los afectados por el cierre de los concesionarios Motorkar y Laraxe continúan su ronda de contactos por las diferentes administraciones en busca de una solución a su situación. Los perjudicados se reunieron ayer con la directora xeral de Comercio e Consumo, Sol Vázquez Abeal, en el edificio administrativo de la Xunta en Ferrol para exponer su caso y conocer de primera mano todas las acciones que desde el ejecutivo autonómico se están tomando al respecto.
La reunión tuvo lugar al mediodía en el salón de actos del local de la entidad en la Plaza de España, donde asistieron casi una treintena de los afectados. Vázquez Abeal anticipó minutos antes del encuentro que aquella era “unha reunión informativa para darlles a coñecer cales son as actuacións que se van a poñer en marcha, non só as que se teñen feito, e cales son liñas de traballo que temos abertas para que, efectivamente, esa solución lles chegue a todos eles". La directora xeral aseguró que los perjudicados contaban con todo el apoyo de la Consellería de Economía y con el propio Instituto Galego de Consumo.

Acciones de la Administración
Sol Vázquez hizo especial hincapié, tanto durante las declaraciones previas como a lo largo de la reunión, en que el IGC tan sólo había recibido 26 reclamaciones, animando a los afectados a contactar al resto del grupo para tratar de presentar todas estas quejas en conjunto por escrito. No obstante, hasta dos de los asistentes aseguraron no haber recibido comunicación alguna de la Xunta y que, por tanto, desconocían que ese era el siguiente paso a dar.
La directora xeral anticipó además algunas de las acciones llevadas a cabo desde la Administración para buscar una solución lo más rápidamente posible. “O IGC ten feito unha inspección no propio concesionario”, puntualizó. “A partir de alí ten feito os requirimentos tanto ao concesionario coma a Opel, a empresa matriz, e ademais se vai a poñeren contacto coas entidades bancarias cando exista financiamento e coa empresa de seguros en caso de que exista e teña esa póliza de seguros. A maiores temos solicitadas xa reunións coa propia Opel para buscar vías de mediación que poidan acelerar a solución do conflito e a restitución dos dereitos das persoas”.
 
Sin fecha definida
A pesar de que el grupo de afectados señaló en numerosas ocasiones que de no conseguir los coches antes del concurso de acreedores resultaría más difícil obtenerlos, Vázquez Abeal prefirió ser prudente a la hora de establecer un límite de tiempo. "Loxicamente hai que agardar. É moi precipitado dar datas de solución. Eu creo que este é o momento para traballar, para axilizalo o maior posible e que esa solución veña canto antes”, señaló la directora xeral.
Durante la reunión Sol Vázquez puso en relieve que la propia Ley consideraba igualmente responsable a la marca y a la empresa concesionaria, y que desde el Instituto Galego de Consumo lo entendían como tal, poniéndose por tanto en contacto con los abogados de Opel en Madrid. También se señaló que el concesionario había asegurado poseer un seguro para esta clase de incidencias, por lo que desde el IGC también se está tratando de contactar con ellos. Durante el resto del encuentro se fueron viendo otros casos particulares, como el de una afectada que había conducido más de 4.000 kilómetros con el vehículo sin matricular porque en el concesionario le habían asegurado que no había problema, o los 18 particulares a los que la marca había ofrecido coches de sustitución a condición, entre otras, de que renunciasen a reclamar daños contra la misma.

Intervención en el pleno
Horas antes, durante los minutos de apertura del pleno municipal, el portavoz de muchos de los afectados, Carlos Amado, realizó una intervención no planificada para agradecer el gran apoyo que todos los grupos políticos, administraciones y entidades sociales estaban dando a las familias afectadas. 
Amado destacó durante su breve relato que aquello no se trataba de un problema ligado a una u otra agrupación, sino una problemática sistémica que solo podría solucionarse con el trabajo conjunto de todos los agentes de la sociedad. l

Las responsables de Consumo ofrecen su apoyo a los afectados de Motorkar