Sánchez acepta llevar al Congreso la mesa para la reconstrucción

Casado conversa con Sánchez | d. Mudarra (efe)
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aceptó la petición del líder del PP, Pablo Casado, para que la negociación y los posibles pactos para afrontar la devastación económica y social del coronavirus se lleven a cabo en una comisión parlamentaria en el Congreso. Eso sí, el Ejecutivo reconoció que este extremo debe ser “consensuado” con otras fuerzas políticas.

Sánchez y Casado llegaron a este principio de acuerdo en la reunión por videoconferencia que mantuvieron ayer por espacio de poco más de una hora. El PP saludó que esa mesa para la reconstrucción se “reconduzca” a comisión parlamentaria como había solicitado el líder de su partido.

En estas dos últimas semanas, los populares ya habían expresado su rechazo a esa mesa de reconstrucción que impulsa Sánchez, que habían llegado a tildar de “señuelo” y “trampantojo”, insinuando incluso la posibilidad de que pretendiera llevarse a cabo un “cambio de régimen”. Por eso, habían exigido que cualquier negociación se realizara en el Parlamento “con luz y taquígrafos”.

Una propuesta positiva
Al término de la conversación, Moncloa informó de que Casado solicitó que esa mesa se constituya en el Congreso, “en formato de comisión para la reconstrucción”. “El presidente del Gobierno considera positiva esta propuesta, a la espera de que sea consensuada”, señaló el Ejecutivo en un comunicado.

Según el Gobierno, a Sánchez “le importan los contenidos y quiere agradecer y reconocer la disposición de todas las fuerzas parlamentarias por alcanzar un acuerdo esencial para reconstruir” el país. Aparte de hablar con los partidos, el presidente del Gobierno está impulsado también acuerdos de reconstrucción con las comunidades, la FEMP y los agentes sociales, recordó Moncloa en su nota.
En una rueda de prensa por vía telemática desde la sede del PP, Casado insistió en que si hay que acordar medidas a medio y largo plazo por el Covid-19 debe hacerse “con luz y taquígrafos en sede parlamentaria”. A su entender, la sede de la soberanía nacional permite “más democracia, más transparencia y más eficacia” porque hay debates y “se vota iniciativa por iniciativa”.

“La propuesta que le he hecho a Sánchez es crear una comisión en el Congreso para hablar de las medidas económicas, sociales, sanitarias para paliar esta pandemia”, señaló, para añadir que en ese órgano los partidos deben tener la representación proporcional que cosecharon en las urnas en los últimos comicios.

Además, dijo que esa comisión se puede abrir a expertos y agentes sociales que puedan comparecer y que después se puedan elevar al Pleno las propuestas para que los problemas de la crisis del coronavirus “se resuelvan con medidas legislativas”.

De hecho, y ante las reiteradas peticiones del Gobierno reclamando al PP arrimar el hombro, indicó que Sánchez “encontrará el hombro del PP en el Parlamento, donde tiene que estar” y agregó que es ahí donde lo “esperan los españoles”.

Casado explicó que esta nueva comisión parlamentaria sobre el Covid-19 puede “incluir todas las medidas sin que eso sea óbice para que puedan tener su traslación a otras comisiones”, como la del Pacto de Toledo o la de Educación. A su entender, lo “positivo” es que haya un órgano donde debatir de forma “flexible” y estudiar medidas que se pueden poner en marcha más adelante.

El presidente del PP explicó que su partido no podía aceptar una “mesa extrarlamentaria” ni que haya una mesa de reconstrucción con aquellos que quieren “destruir España”. “Allí el PP no puede estar, pero sí en una comisión que se cree en el Parlamento”, manifestó.
En este sentido, subrayó que el PP no estaba dispuesto con esa mesa de reconstrucción a “ser utilizados por el Gobierno para compartir los errores en una negociación a medio plazo” o para “intentar poner de relieve discrepancias que en democracia son legítimas”.

Sánchez acepta llevar al Congreso la mesa para la reconstrucción