Denuncian robos en la nave de pescadería del Mercado Central por falta de seguridad

Entrada de la Nave de Pesacaderia del Mercado
|

El robo de materiales de limpieza, guantes, botas de goma, mandilones e incluso estropajos y bayetas es algo que ya se ha convertido en habitual en los puestos de venta de la pescadería del Mercado de A Magdalena, según denunciaron ayer a este periódico las propias vendedoras. Se trata de los únicos efectos que quedan en los puestos tras la hora en la que termina la venta al público y las afectadas lo achacan a la falta de vigilancia de las instalaciones, que por la tarde permanecen abiertas hasta cerca de las ocho de la tarde.
Almudena Gago, Beatriz Varela, Ángeles González y Fina Torrente son algunas de las afectadas y todas ellas coincidieron en denunciar la inseguridad de estas instalaciones, así como las deficiencias que hay en cuanto al mantenimiento de las mismas.  
Los robos de material limpieza y equipos de trabajo se producen casi a diario. Almudena relató que un viernes compró una garrafa de cinco litros de detergente y el sábado ya no la tenía, el martes siguiente compró otra y el miércoles ya le había desaparecido. A Juan, el del puesto de enfrente, le faltaron un mandilón y la lejía; a Ángeles, las bayetas, un cuchillo y unas tijeras; a Fina, los estropajos, unas botas de goma, garrajas de cinco litros de lejía y una manguera; a otra vendedora, unas tijeras, y así una larga lista de efectos sustraídos, que individualmente, pueden parecer una nadería, pero que en conjunto suponen una importante cantidad.
No obstante, lo que más preocupa a las afectadas es la inseguridad que representan estos pequeños hurtos, por lo que muchas de ellas han optado incluso por llevarse los guantes para casa y pedir a otros puestos que tienen alacenas con candado que les guarden el detergente.
El problema radica, según las vendedoras, en que la nave permanece abierta varias horas –hasta las ocho– por la tarde, y los lunes también se abre, a pesar de que no hay pescado, sin ninguna vigilancia. Recordaron que primero fue la Policía Local la que se encargó de la seguridad en el mercado, después el Concello de Ferrol contrató a una empresa de vigilancia privada y ahora no hay nada. 
A su modo de ver, cualquier persona ajena puede entrar sin problema mientras la nave permanece abierta para retirar los desechos y proceder a la limpieza de las instalaciones.
También denuncian la falta de mantenimiento, tanto en el tema de los baños como de las puertas, que llevan meses rotas. n

Denuncian robos en la nave de pescadería del Mercado Central por falta de seguridad