Abanca obtuvo hasta septiembre un beneficio neto de 267 millones

El consejo de administración de Abanca recuerda que aplicó medidas de austeridad y control del gasto ep
|

Abanca obtuvo en los primeros nueve meses de 2016 un beneficio neto de 267 millones de euros, un 0,4% más que en el tercer trimestre del pasado ejercicio, según informa la entidad.


Su rentabilidad, mientras, se situó en el 9,8%, lo que, según reivindica el banco, la mantiene “entre las entidades financieras españolas más rentables”. La “clave” del crecimiento del resultado está, en la actividad con clientes.


Así, el margen comercial recurrente, según apunta, aumentó un 12%, sostenido en el impulso de la nueva financiación y la mayor rentabilidad de las formalizaciones, además de la comercialización de productos y servicios de valor añadido.

 


nueva financiación


Según las cifras que aporta, concedió 6.000 millones de la nueva financiación en el periodo, un 22% más que en el mismo periodo del año anterior.


Al mismo tiempo, reivindica que aplicó medidas de “austeridad y control del gasto” que le permitieron reducir un 3% sus gastos de explotación.


Además, se refiere a una mejora de calidad del riesgo, con una reducción “significativa” de la morosidad, que se sitúa por debajo del 7% cuando la media del sector, señala Abanca, está en el 9,5%.


En este sentido, destaca que se afianza entre las entidades “más capitalizadas” del sector financiero, con una ratio de capital “CET1” del 14,4%. “Esta ventaja competitiva se ve reforzada con una holgada posición de liquidez y una estructura de financiación basada en depósitos”, resalta.

 


crecimiento del negocio


El margen comercial recurrente avanzó un 12% interanual “a pesar del complejo entorno de bajos tipos de interés”, según llama la atención Abanca. Las nuevas formalizaciones de crédito, según su información, mejoran en 41 puntos básicos la rentabilidad de la cartera.


En paralelo, el impulso al negocio de fuera de balance propició, según expone, que los ingresos por servicios se incrementaran un 6,4%. Otros epígrafes “destacados”, según Abanca, fueron los avales y los medios de pago.


De esta forma, la entidad valora que “diversifica sus ingresos y se fortalece frente al entorno de bajos tipos de interés”. Los ingresos por servicios, según apunta, representan ya el 26,9% del margen básico de la entidad, 250 puntos básicos más que en septiembre de 2015.


Así, el beneficio se vio apoyado por la eficiencia, “por un incremento de los niveles de productividad y una política de austeridad y control de gasto”.


El volumen de negocio por empleado crece un 6,5% en un año, mientras que los gastos de explotación se reducen un 3,1%, frente a un incremento del 3,8% en el sector a junio de 2016.

 


actividad


El crédito a la clientela, actividad “prioritaria” para Abanca, sube un 5,2% en términos interanuales y suma 25.562 millones de euros. La producción de nuevo crédito está siendo “suficiente”, según afirma, para “compensar las amortizaciones”, al contrario que ocurre en el sector, en el que el crédito cayó en junio un 1,2%.


La entidad explica que los destinatarios de la nueva financiación fueron las pymes y autónomos, ya que concedió a estos segmentos crédito por importe de 6.000 millones de euros, un 22% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.


Abanca “está consiguiendo incrementar su penetración gracias a la proximidad al cliente, la agilidad en la respuesta y al desarrollo de su oferta digital”., con una banca electrónica de empresas que se sitúa entre las más valoradas del sector”.

 

Abanca obtuvo hasta septiembre un beneficio neto de 267 millones