Un científico del instituto que investiga el Sida afirma que el número de afectados y muertos no es real

Los científicos de IrsiCaixa creen que en un año habrá una vacuna | efe
|

El científico del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa Julià Blanco, que forma parte del equipo clínico que busca la vacuna contra el coronavirus, asegura que el número de personas infectadas y fallecidos por Covid-19 no es el “real” en la mayoría de países..
Opina que, probablemente, los datos sobre la pandemia que se manejan actualmente “no reflejan la realidad” en la mayoría de países dada la “dificultad” de “saber exactamente la magnitud de la tragedia”. 

“Creo que el número de personas infectadas y muertas por coronavirus en la mayoría de países no es el real y tardaremos todavía en saber cuál es la realidad”, aseveró antes de agregar que “evidentemente” la pandemia “nos ha desbordado”, aunque el caso de Italia debería haber activado todas las alarmas sanitarias. 

“Los datos de China sugirieron que el virus era transmisible y tenía una relativamente baja tasa de mortalidad, pero lo que hemos visto en Europa es un panorama completamente diferente”, indicó Blanco, quien aseveró que “la mayoría de la comunidad científica vio los datos de Italia con una enorme preocupación”. 

Actuación rápida 
Por eso, aunque admitió que la información de China “quizás no permitía prever una crisis tan grande”, Italia “nos debería haber prevenido para actuar rápido”. 

Por otro lado, señaló que la vacuna contra la Covid-19 podría estar disponible de forma “masiva” en un año “siendo muy optimistas” y en 18 meses “siendo más realistas”, pese a que, opinó, pronosticar una fecha es todavía demasiado “osado”. 

“Estamos trabajando al 200 % haciendo jornadas maratonianas para poder avanzar lo más rápido posible en el desarrollo de vacunas y fármacos”, garantizó. 

Con todo, alertó que estas vacunas serán de “primera generación”, lo que significa que podría haber otras que funcionen mejor:

“Necesitamos desarrollarlas lo más rápido posible para parar la pandemia”, dijo.

Un científico del instituto que investiga el Sida afirma que el número de afectados y muertos no es real