El recibo de la luz cae un 15% en apenas una semana gracias a la llegada de la lluvia y el viento

|

El recibo doméstico de la electricidad experimentó una bajada del 15% durante los días laborables de esta semana en comparación con los de la anterior, según cálculos realizados a partir del simulador de factura de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La llegada de la lluvia y del viento rebajó el precio de las ofertas de venta de electricidad presentadas por las centrales hidráulicas y procuró una mayor participación de la energía eólica, cuya actividad tiene un efecto depresor sobre el mercado mayorista de electricidad.

Además, durante la semana se redujo la demanda de electricidad por el aumento de las temperaturas y se produjo una fuerte caída en el precio spot del gas en el mercado Mibgas, que pasó de los 41 euros por megavatio hora hace una semana a 25 euros.

Estos factores fueron determinantes para provocar una fuerte bajada en el mercado eléctrico, conocido como pool. Si en los cinco días laborales comprendidos entre el 23 y el 27 de enero la media fue de 85,48 euros por megavatio hora, esta última semana laboral, la que va del 30 de enero al 3 de febrero, el precio se situó en 61,9 euros de media.

El resultado de esta caída fue que un hogar medio pasó de pagar 13,44 euros en los cinco días de la semana laboral más cara del año, la última de enero, a 11,45 euros durante la última semana, que fue precisamente la más barata en lo que va de año.

Este fuerte descenso del 15% da cuenta de la volatilidad que caracteriza al recibo de la luz desde que en 2014 el Gobierno puso en marcha el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), en el que el término de energía del recibo evoluciona, para los consumidores con contadores inteligentes, en función de los precios horarios del mercado mayorista.

De los 11,45 euros pagados estos últimos cinco últimos días laborales, 1,98 euros corresponden al término fijo de potencia y 7,02 euros, al de energía. El precio de la electricidad continuó bajando este fin de semana y marcó las referencias más bajas en lo que va de año.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso superior al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad.

El Gobierno congeló para 2017 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados. Por su parte, los precios diarios del mercado mayorista se fijan con un día de antelación, alrededor del mediodía. 

Por otro lado, ocho centrales nucleares francesas reanudarán a lo largo de este mes su actividad, lo que contribuirá a mejorar el suministro en el país vecino, a reducir sus necesidades de importación y, con ello, a abaratar el precio de la electricidad en España. El parque nuclear francés llegó a tener 21 grupos nucleares indispuestos a finales de 2016, circunstancia que, junto al aumento de la demanda por la ola de frío o la escasez de agua en los pantanos, provocó en enero una fuerte escalada en el precio de la electricidad en España. n

El recibo de la luz cae un 15% en apenas una semana gracias a la llegada de la lluvia y el viento