En Marea dice que tienen “hechos los deberes” para formar grupo propio

El Ideal Gallego-2016-01-09-026-22b36fca_1

|

La portavoz de En Marea en el Congreso, Alexandra Fernández, aseguró ayer en Madrid que su agrupación no se plantea otro escenario que no sea el de conseguir formar un grupo parlamentario propio, pues en las pasadas elecciones generales hicieron “los deberes”, al “superar la barrera de los cinco diputados” -obtuvieron seis- y la del 15% de sufragios en cada provincia.

“Entendemos que no cabe otra opción que la de que En Marea vaya a tener grupo propio en el Congreso”, defendió Fernández a su llegada a la Cámara Baja, a donde acudió acompañada por los otros cinco diputados de esta candidatura de confluencia en la que se integran Anova, Podemos y Esquerda Unida.

Antes de recoger su acta de diputada, la portavoz lanzó un mensaje al PP, para exigirle que permita que el Congreso refleje la “mayor pluralidad” del “nuevo escenario” creado el 20D. “El PP necesita entender que esta mayor pluralidad significa la coralidad de voces, que es lo que la ciudadanía reclamó en las urnas el 20D”, apostilló. Así, la diputada electa señaló que ya “trabajamos con la perspectiva del nuevo escenario político en el que todos tenemos voz, algo que sabemos que le incomoda especialmente al Partido Popular”.

Apoyo socialista

No obstante, Fernández dio por hecho que En Marea conseguirá formar grupo propio, y evitó pronunciarse cuando se le preguntó si su eventual apoyo al candidato que proponga el PSOE para presidir el Congreso dependerá de si tienen o no grupo propio. “Nosotros nos presentamos con la voluntad de conseguir un grupo propio. Eso es lo que está encima de la mesa y no entendemos otra posibilidad”, reafirmó.

En Marea pasa también la presión al PSOE al que instó a “decidir entre darle continuidad a las políticas antisociales del PP o recuperar su proyecto socialdemócrata y asumir el derecho a decidir de los pueblos”. 

De este modo, Fernández reclamó que defenderán “un proyecto político que garantice el bienestar de las mayorías sociales” y entiendan que Galicia es “un sujeto político propio que como nación periférica tiene necesidades y derechos específicos, entre ellos el de decidir”.  

tiempo cuadriplicado

La formación gallega, la segunda más votada en las elecciones generales del 20 de diciembre en la comunidad, alcanzó unos resultados que, en principio, permitirían crear un grupo parlamentario gallego propio, aunque un interpretación estricta del reglamento de la cámara baja por parte de la Mesa del Congreso podría evitarlo. 

Esta situación ha provocado también críticas por parte de los partidos más reticentes, como el Partido Popular y Ciudadanos, que han señalado como injusto que Podemos forme cuatro grupos distintos (el propio de la marca morada y los tres de las plataformas autonómicas gallega, catalana y valenciana), porque esto, según la normativa, además de un mayor beneficio económico, produciría que el partido de Pablo Iglesias tuviese mayores turnos de intervención en la cámara al hacerse con diez minutos por grupo, cuarenta en total.

En Marea dice que tienen “hechos los deberes” para formar grupo propio