Natalia Rodríguez, la pieza que completa el puzle del Star Center

Pabellón de Esteiro presentación de la jugadora Natalia Rodriguez
|

Lleva ya varias semanas trabajando a las órdenes de Lino López, pero problemas burocráticos para concretar su contratación –hubo que hacer frente a parte de los derechos de formación que reclamaba el Gran Canaria– pospusieron su presentación hasta apenas unas jornadas antes del arranque de la competición. Desde ayer, la canaria Natalia Rodríguez es, a todas luces y de pleno derecho, jugadora del Star Center Uni Ferrol.


A sus 18 años, llega al equipo departamental con una gran proyección y una dilatada experiencia internacional como miembro de la selección nacional en prácticamente todas las categorías de base. Precisamente en la sub 17 y sub 18 coincidió en los dos últimos veranos con Lino López y conoció de primera mano la forma de trabajar del entrenador ferrolano. “Me gusta exigirme, tengo todavía mucho que mejorar y sé que Lino, por su forma de trabajar, puede lograr que lo haga”, explica la jugadora que, desde hace tiempo, le sigue la pista a un Star Center Uni Ferrol del que siempre le había “llamado la atención su proyecto, que además me permite compaginarlo con mis estudios de podología. Sé que tiene un gran grupo tanto dentro como fuera de la cancha y eso hace que tenga una esencia en la pista, que es tan importante para sentirse bien”.


Aunque su posición natural es la de alero, Natalia Rodríguez puede jugar como ala-pívot, un perfil versátil como le gusta a López, quien la conoce bien tras esa experiencia con la selección. Por eso, no duda en advertir de que es de esas que “siempre va al máximo, que intenta mejorar todos los días. Su actitud es muy positiva y receptiva al aprendizaje. Como jugadora es versátil y buena tiradora, pero además también es una buena profesional, que es algo que buscamos siempre en el Star Center”, apunta el técnico quien también advierte que “su proyección es importante y sé que por trabajo no va a ser. Ojalá tenga esa pizca de suerte para seguir creciendo”.


Sobre esa proyección también puso el foco el presidente, Leopoldo Ibáñez, quien no duda de que, en dos años, será una jugadora “muy importante para el club y para el baloncesto nacional”.

Natalia Rodríguez, la pieza que completa el puzle del Star Center