La “Álvaro de Bazán” zarpa de Ferrol para asumir el mando de la SNMG-2

Diario de Ferrol-2013-10-05-002-85007003
|

El mando de España en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN número 2 (SNMG-2) inició ayer su segunda etapa con la salida desde el Arsenal de Ferrol de la fragata “Álvaro de Bazán”, que previsiblemente el martes relevará a la “Blas de Lezo” en el puerto de Barcelona.
Las 180 personas que componen en estos momentos la dotación –en Rota se sumará una unidad aérea embarcada y en Barcelona el estado mayor multinacional, encabezado por el contraalmirante Eugenio Díaz del Río– fueron arropados por familiares y amigos en una despedida distinta con respecto a los usos y costumbres en este tipo de actos porque los mandos permitieron su subida a bordo en los minutos previos a zarpar.
La despedida estuvo presidida por el comandante del Grupo de Acción Naval 1, Antonio Pintos, que, tras saludar al comandante de la F-101, Enrique Delgado, y al resto de la dotación, explicó que el despliegue del buque durará seis meses y, a diferencia de la F-103, participará en las dos misiones programadas, la “Active Endeavour”, de lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo, y, a partir de diciembre, en la antipiratería “Ocean Shield” que se desarrolla en aguas del Índico.
Pintos, responsable de la coordinación de Flota en el Arsenal de Ferrol, valoró positivamente  la participación de España en la SNMG-2 y recordó que al margen de las dos operaciones fijadas, la primera rotación, la “Blas de Lezo”, ha dirigido el ejercicio “Brilliant Mariner”, que se desarrolló en las últimas jornadas en aguas italianas. Este adiestramiento permitirá al responsable de la Agrupación Naval Permanente número 2 de la OTAN, el contraalmirante Eugenio Díaz del Río, obtener la certificación como mando de una escuadra de respuesta rápida de la Fuerza aliada.

operaciones
La “Álvaro de Bazán” navega ya rumbo a Rota, donde completará el alistamiento de la unidad y los preparativos de su despliegue. Así, tras salir de Barcelona, donde se producirá el relevo con la F-103, retomará la operación “Active Endeavour” en el Mediterráneo con la realización de labores de vigilancia y seguridad marítima. Además, están previstas escalas en el puerto marroquí de Casablanca, en Túnez, en Palermo, en las radas turcas de Aksaz y Antalya, en Souda –Grecia– y en Haifa –Israel–, así como otro tipo de maniobras para evaluar la capacidad conjunta de las unidades de la OTAN integradas en el SNMG-2.
La segunda parte del despliegue de la F-101 comenzará en diciembre y se prolongará hasta marzo. Según explicó el comandante del Grupo de Acción Naval 1, para esas fechas está previsto que atraviese el Canal de Suez y entre en Djibouti, el punto de partida de la operación “Ocean Shield”, una misión que persigue los mismos objetivos que la que realiza la Unión Europea desde finales de 2008, la “Atalanta”, en la que participan regularmente barcos de la Armada española.
Los cerca de seis meses que durará el despliegue de la “Álvaro de Bazán” darán paso a la tercera rotación del mando de España en la misión. Así, el buque será relevado entre finales de marzo y principios de abril por la unidad más moderna de la Armada, la “Cristóbal Colón”, F-105, que en estos momentos se encuentra en la última inmovilización antes del fin del período de garantía.
En ese sentido, Pintos señaló que la quinta unidad de la serie “Álvaro de Bazán” está realizando su calificación operativa en el Arsenal de Ferrol, y, además, tendrá que pasar también la específica de esta misión, para lo cual tendrá que superar con éxito las pruebas de evaluación de todos los sistemas que tiene el último buque recibido por la Armada. n

La “Álvaro de Bazán” zarpa de Ferrol para asumir el mando de la SNMG-2