Un líder con dos caras

Copia de Diario de Ferrol-2013-10-10-032-9ebfc9bd
|

El líder del grupo I de Segunda B será este domingo el visitante de A Malata. El Zamora, primer clasificado de la categoría con quince puntos en su haber, se presentará después de haber logrado la mayor goleada de la temporada –derrotó al Celta B por 6-0 el pasado domingo– y sufrir su mayor derrota del campeonato –perdió ante el Compostela por 4-0–. Son las dos caras de una formación que está demostrando que está llamada a estar en la zona media-alta de la tabla clasificatoria.
Dos exracinguistas, el lateral Jesús Varela (Compostela) y Antón de Vicente (Celta B), juegan en los dos últimos rivales a los que se ha enfrentado el Zamora y adelantan lo que se va a encontrar el equipo ferrolano este domingo. Así, el integrante del filial olívico asegura que, salvando las distancias, el Zamora le recuerda al Atlético de Madrid de Primera. “La mayoría de sus jugadores no son de gran calidad, pero son muy, muy trabajadores, aplican una intensidad impresionante, van fuerte al choque, no dan ningún balón por perdido y, con las ayudas, te rodean tres jugadores cuando vas a encarar...”, explica. Además, el defensa-centrocampista apunta que “no sufren en el juego aéreo y, puesto que se juntan mucho y no se descuelga ningún jugador, es complicado romper alguna de sus líneas”.
De manera similar se expresa Jesús Varela al indicar que si el Zamora es líder después de siete jornadas de campeonato “es por méritos propios”. De hecho, el jugador vigués cree que, a pesar de la derrota que sufrió en San Lázaro por 4-0, ese partido no es significativo de lo que puede dar de sí la escuadra dirigida por Roberto Aguirre. “Ellos tuvieron un mal día, nosotros uno muy bueno, porque a los ocho minutos ya íbamos ganando 2-0, y el resultado fue más mérito nuestro que demérito de ellos”, recuerda antes de apuntar que “dispone de un bloque sólido, jugadores rápidos por banda y gente que la toca bien en mediocampo. De hecho, me parecieron mucho más fuertes en ataque que en defensa”.

PELIGRO
Es precisamente a partir del centro del campo cuando aparecen los jugadores encargados de generar peligro. Rubén Sánchez desde la banda derecha del centro del campo y Jorge Hernández y Montero en la delantera son los conductores del peligro de la escuadra zamorana. “Son un verdadero espectáculo”, dice De Vicente que, además, destaca sobre todo que “saben perfectamente a lo que juegan y, casi siempre, lo hacen de modo directo. Y, cuando ven que las cosas están complicadas, pegan un pelotazo, se juntan y no hay por donde cogerlos”. Así, el vigués explica que el juego de espaldas de Montero, su compenetración con un Jorge Hernández que se aprovecha de los espacios que deja su compañero y la capacidad en el pase de Rubén Sánchez son los argumentos ofensivos de la escuadra zamorana. “Ellos tres son los que hacen más peligro. Son muy buenos aunque perdiesen el partido contra nosotros”, añade el jugador del cuadro compostelano.
A pesar de estas virtudes, el Zamora no es inabordable sino que, como recuerda Jesús Varela, “se les puede hacer daño si no les dejas contraatacar. Es fácil decirlo... pero si mantienes el balón, lo llevas de una banda a otra con rapidez en la circulación de balón les va a costar”. Mientras, Antón opina de una manera parecida y apunta que “si les sabes jugar bien el balón a la espalda de los centrales y los laterales, se les puede hacer bastante daño”, algo que complementa al decir que el cuadro zamorano cuenta con centrales que, aunque son rápidos, tiene una gran presencia física, lo que les lleva a tener problemas cuando se enfrentan a gente rápida por las bandas.
Son los consejos que le dan al Racing jugadores que se acaban de enfrentar al Zamora y que han visto las dos caras del líder de la categoría. Solo falta por saber cuál será la que exhiba el domingo en el campo de A Malata.

Un líder con dos caras