Día uno de la vida en la elite

Diario de Ferrol-2014-09-01-023-2d4199b7
|

redacción
ferrol

Cuenta atrás para el Universitario en su regreso a la elite del baloncesto femenino español. El cuadro departamental inicia en la jornada de hoy una pretemporada de algo más de seis semanas que ha de ponerlo a punto para afrontar una campaña dura, en la que deberá jugar sus bazas con acierto para mantenerse entre las mejores.  
A favor de la formación que dirige Lino López, el hecho de haber podido mantener en buena medida el bloque que el año pasado fue campeón de la LF 2. En la primera sesión que hoy se celebrará en Esteiro habrá muchas caras conocidas, algunas de ellas con gran peso específico en el bloque que logró el ascenso, como es el caso de la base Cris Pedrals, toda una veterana en el equipo a pesar de su juventud, o la pívot Bea Sánchez. Además, también repiten Mireia Vila, Itziar Llobet y Lucía Méndez, así como un buen número de canteranas que continuarán ayudando al primer equipo.
Conseguir esa continuidad fue prioritario desde que se confirmó el ascenso y de ahí que el propio preparador no dude en calificarlo como “vital, porque nos va a dar un bagaje táctico importante, además de tener el estilo de juego ya asumido”. A él se tendrán que adaptar las tres nuevas incorporaciones: las nor–     teamericanas Danesha Stallworth y Haley Peters –llegarán a lo largo de esta semana– y la base valenciana Patricia Benet. De ellas, Lino López destaca, sobre todo, que se tratan de “jugadoras comprometidas” con el juego de equipo, algo determinante a la hora de apostar por su fichaje.
En el caso de las dos foráneas, esta será su primera experiencia profesional fuera de su país, lo que siempre es una incógnita. Será su principal hándicap porque, por lo demás, sus credenciales son muy buenas. Peters, apunta el preparador, “es polivalente, puede jugar tanto dentro como fuera y lee muy bien el juego. Además, es una líder en el vestuario”. Stallworth, por su parte, es “más fuerte, juega muy duro y es una gran reboteadora que, además, es capaz de generar mucho juego desde el poste”.
En el caso de Patricia Benet, la base valenciana llega precedida por su fama de jugadora intensa, capaz de defender y presionar a toda la cancha, rápida, versátil y, sobre todo, con gran carácter, “de las que siempre da el cien por cien sobre la pista”.
La diferencia entre las dos principales categorías del baloncesto femenino español es importante. La máxima competición nacional es más física y cuenta con jugadoras de gran calidad. El Universitario parte con la desventaja de que prácticamente todas sus jugadoras carecen de experiencia en ella. “En ese sentido estoy confiado”, apunta el preparador, “porque tengo un equipo que va a trabajar con honradez y que, además, se siente muy identificado con el proyecto y a partir de ahí es cierto que se tienen que acostumbrar a la Liga Femenina, pero con el trabajo diario sé que lo vamos a conseguir”.
Salvar la categoría es el objetivo. No hay otro. En la entidad saben que la única forma de conseguirlo es “pensar en competir día a día, como si cada partido fuese el último”, aplicando la misma receta que les llevó al éxito en la pasada campaña: “Agresividad defensiva e intensidad en ataque”.
El calendario de la Liga Femenina contempla un arranque muy exigente, con seis jornadas en quince días. Por eso, el equipo que consiga entrar con intensidad en el campeonato y rendir al más alto nivel posible dará un paso importante en la consecución de sus objetivos. En el Universitario lo saben y por eso su programación de pretemporada se centra, precisamente, en lograr alcanzar el debut liguero a pleno rendimiento. Álex de la Vega, segundo de Lino López y preparador físico del equipo, ha diseñado un plan de acción en ese sentido, con mucha carga física de inicio, pero también introduciendo ya nociones de táctica colectiva. Varios amistosos y la Copa Galicia, cuyo formato está todavía por determinar, servirán para conseguirlo.

Día uno de la vida en la elite