Las tendencias nupciales se dan a conocer en el salón Sotavento

El Ideal Gallego-2019-04-12-011-0dc05e11
|

El salón Sotavento acogió ayer un wedding event para que los principales prescriptores y la ciudad conociesen este nuevo espacio, ubicado dentro del Palexco. Pese a seguir cumpliendo su función de lugar de congresos, se creó este espacio para darle un toque cálido al edificio y destinarlo para eventos sociales, como puede ser una jubilación o un cumpleaños.

Con el evento se pretende que los profesionales del sector conozcan “un emplazamiento único, con una conexión magnífica con la ciudad”, apuntan desde la organización. De este modo, piensan que pueden convivir un congreso y una celebración, ya que adaptaron este salón con una decoración más atractiva y cálida, diferenciándola con el resto del edificio. 

Quieren atraer a una novia urbana y con personalidad, que elija su decoración y que ese día se sienta totalmente cómoda. 

Al entrar en Sotavento se encontraba una pasarela, donde hubo un posterior desfile, con maniquíes dispuestos con las propuestas de Juana Rique, Javier Quintenla, Dore shop y Sommera.

Desde Juana Rique apuestan por una colección basada “en los años veinte, con tules y gasas caídas”, siempre respetando la forma de la mujer, pero sin desviarse de las tendencias. Mientras que Javier Quintenla “huye de las novias convencionales”, apostando en esta ocasión por la colección “Antesis”, debido a que es el periodo de floración de las plantas. En Dore shop defienden “la creatividad de nuestra tierra”, con una personalización adaptada a los gustos de sus clientes. Al igual que Sommera, “escuchamos a la mujer” y hacen un vestido único para cada novia.

Los detalles marcan
Al mismo tiempo, una boda no se puede concebir sin todos los detalles que la rodean, por eso al final de la pasarela había un lugar destinado a las mesas nupciales, junto a expositores con varias propuestas.

Desde Pluma y Collar, de la diseñadora Ruth Morán, aportan a los eventos un sin fin de complementos de fiesta. La tendencia viene marcada este año por coronas levantadas, sin pasar de moda las pamelas grandes. Además, personalizan todo aquello que necesites.

A la hora del banquete, un buen vino espumoso de O Mimadu, con un 6% de alcohol y 0% de azúcar, es una apuesta clara para cualquier evento. Tiene cuatro clases, en todo momento afrutadas.

Tras esto, solo quedar disfrutar y aprovechar las posibilidades que ofrecen desde El espejo mágico, con sus fotomatones de última generación interactivos para inmortalizar la boda para siempre.

Las tendencias nupciales se dan a conocer en el salón Sotavento