El comité de Navantia exige que se aclare la situación de los contratos con Pemex

el consejero de pmi internacional, josã© manuel carrera, y nãºã±ez feijã³o, el pasado 28 de septiembre
|

A medida que pasan los meses cada vez se tuerce más la planificación para la construcción del flotel de Pemex que, poco después de la supuesta firma del contrato en Santiago, la dirección de Navantia en la ría presentó al comité de empresa. Según la información que se proporcionó entonces –la única que la parte social ha recibido hasta ahora de la compañía al respecto–, el acuerdo suscrito con PMI Internacional debería ratificarlo el consejo de administración de la matriz en torno al 15 de noviembre aunque, al margen de esa formalidad, el programa se pondría en marcha de inmediato.

De aquí al próximo verano, de no iniciarse la obra, se destruirán mil empleos más en la industria auxiliar

A estas alturas, se ha confirmado que los contratos con Navanita y Barreras no fueron firmados por PMI Internacional sino por Pemex Norteamérica (PMI NASA) y que llevan fecha del 19 de septiembre, en lugar de la del 28, cuando se produjo el mediático acto en Santiago con la presencia de Núñez Feijóo. Tampoco se ha producido la esperada ratificación por parte de la petrolera Pemex –aunque la Xunta aseguró el pasado 14 de diciembre que solo es necesaria la aprobación en el consejo de administración de PMI y que esta ya se ha producido– y no existen atisbos, en ninguno de los astilleros de la ría, de que haya comenzado el trabajo. Ha quedado claro, además, que Pemex tiene la obligación de convocar una licitación pública y transparente para comprar los barcos, aunque por parte de la SEPI y Navantia se mantiene que los contratos están en vigor al margen de que la oferta que presentarán con PMI NASA, en su momento, llegue a ganar dicho proceso.

Ignacio Naveiras reconoció que existen dudas sobre si va a ejecutarse el barco

El presidente del comité de Navantia, Ignacio Naveiras, expresó ayer su preocupación ante las dudas que no dejan de ensombrecer el necesario contrato. “Más allá de que lo de Santiago fuese, al final, una escenificación, lo grave es que aunque sea verdad que los barcos están amarrados la obra no va a empezar antes del verano”. Y de aquí allá, señaló, se habrán destruido alrededor de un millar de los cerca de 1.700 empleos que actualmente se mantienen en la industria auxiliar.

“Lo que no puede ser es vestir una tragedia como la que vive el naval en esta comarca como si fuera un éxito, para después dejarnos abandonados”, comentó. Al hilo de los cambios y continuas rectificaciones que ha sufrido en los últimos meses el anuncio inicial de los contratos con Pemex, el presidente del comité reconoció que “ya dudamos de que el barco se empiece”.

Naveiras reclamó a los dirigentes locales del PP que acudan a los órganos de su partido en Santiago y Madrid para corregir esta situación y recordó que el comité tiene solicitada, desde que se constituyó el nuevo gobierno de la Xunta, una entrevista con el presidente gallego o con el conselleiro de Industria. Dado que no han obtenido contestación, más recientemente se reclamó a la Mancomunidad que realizase gestiones que agilicen dicho encuentro.

 

reacciones políticas

Las últimas noticias sobre los contratos de Pemex provocaron ayer la reacción del PSOE, el BNG e Izquierda Unida. Las diputadas socialistas en el Parlamento gallego y en el Congreso, Beatriz Sestayo y Paloma Rodríguez, reclamaron una reunión urgente con los responsables de la SEPI para que aclaren “dunha vez por todas” el “culebrón” de los acuerdos con la petrolera mexicana y los planes que existen acerca del dique flotante. Sestayo incidió en que no se sabe ni quién firmó los contratos, “xa que primeiro era Pemex, logo PMI Internacional e agora, polo visto, xa é PMI Norteamérica” y que dichos contratos “terán que ser adxudicados despois dun concurso público”.

La socialista acusa al alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, de ser el “cómplice cómodo” de Núñez Feijóo y advierte de que su partido no va a asistir sin más “ao asasinato de Ferrol e a súa comarca”.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del BNG, Iván Rivas, exigió al alcalde de Ferrol, José Manuel Rey, “que deixe de amparar a postura da SEPI” y reclamó “unha resposta política contundente” al problema del sector naval. Los nacionalistas insisten en la importancia de conseguir el levantamiento del veto a la construcción naval civil antes de la llegada de 2015 y relaciona con esta limitación la construcción del flotel y el dique flotante, obras que, señalan, deberán quedar dentro del 20% de actividad civil.

Por su parte, el grupo municipal de EU en el Concello de Ferrol denunció ayer “a fraude informativa” que la Xunta y el PP han cometido con el tema de los floteles y la diputada de Alternativa Galega de Esquerda (EU-Anova), Yolanda Díaz, reclamó en el transcurso del debate de los presupuestos en el Parlamento gallego “a depuración de responsabilidades políticas diante da mentira hoxe evidente en materia de carga de traballo”.

 

El comité de Navantia exige que se aclare la situación de los contratos con Pemex