Mala jornada para los deportistas locales en Alicante

|

redacción
ferrol

No fue, ni mucho menos, una buena jornada para ninguno de los tres deportistas del Triatlón Ferrol que ayer encararon en Alicante una nueva cita de la Copa del Mundo. Por motivos dispares, ninguno de ellos fue capaz de rendir al nivel que esperaban y ello los alejó de las posiciones a las que aspiraban.
Sin duda, la peor parada fue la ilicitana Miriam Casillas quien, actuando casi como local, tuvo que abandonar la prueba al ser doblada en las primeras vueltas del sector en bicicleta. Las molestias físicas que arrastraba en su cadera a punto estuvieron de privarla de competir. Sin embargo, el ansia por actuar ante “su” público la hizo dejar de lado esos problemas y tomar la salida en una prueba en la que nunca se encontró cómoda. La joven ya salió del agua muy retrasada respecto a la carrera y, al final, fue doblada en el circuito ciclista, lo que la obligó a retirarse.
Tampoco fueron buenas las sensaciones de su compañera Tamara Gómez. En su caso, los problemas surgieron también sobre la bicicleta, cuando un pinchazo la obligó a aminorar su marcha hasta el punto designado para acceder a una rueda de repuesto. Cuando subsanó la avería ya estaba a siete minutos de la cabeza, por lo que mejorar posiciones resultaba complicado. Además, tampoco se sintió sobrada de fuerzas en la carrera a pie y, al final, acabó relegada a la trigésimo séptima plaza, con un tiempo de dos horas, 12 minutos y 15 segundos, a casi diez de la ganadora, la británica Jodie Stimpson.
Finalmente, en el cuadro masculino, Uxío Abuín sintió ya en el primer sector a nado que no estaba bien y, aunque el cansancio no le privó de rodar a un buen ritmo sobre la bicicleta, cuando echó pie a tierra volvió a desfallecer. Con muy malas sensaciones, “las peores de la temporada”, según él mismo reconoció, concluyó en la vigésimo tercera posición, con un tiempo de una hora, 55 minutos y 37 segundos. Riederer fue el vencedor. n

Mala jornada para los deportistas locales en Alicante