Los eumeses plantan cara al líder en el último duelo

Imagen del partido entre Narón y Culleredo | d. alexandre
|

Con el subcampeonato de Segunda Autonómica en el bolsillo, los juveniles del Balonmano Pontedeume visitaron la cancha del primer clasificado, el Academia Octavio, en un duelo en el que los eumeses disfrutaron de su merecida segunda posición.
Si bien el triunfo final se quedó en tierras olívicas (22-25), la falta de efectivos con la que los de A Casqueira afrontaron el duelo no se hizo notar hasta los últimos compases del partido. Así, los eumeses se mostraron mejores en una primera mitad en la que su gran defensa, encabezada por César y Pablo, y un acertado ataque de Quintero, Pablo y Alén les dieron la delantera durante muchos minutos, si bien los vigueses lograron igualar (11-11). En el segundo tiempo, los anfitriones apretaron en retaguardia para ponerse por delante, si bien aunque Tinuko y Álex Sánchez encabezaron para volver a firmar tablas. Mala fortuna y cansancio en los últimos minutos impidieron un mejor resultado.
En la competición de Copa de Segunda, el Grupo Capela Narón doblegó en un igualadísimo encuentro a un rival directo en el grupo dos del trofeo, el Culleredo, por un ajustado marcador de 33-30. Un triunfo que decanta así la balanza de victorias a favor de los naroneses, después de imponerse también en el choque de vuelta de liga. Un resultado que permite a los locales empatar con los herculinos en la segunda y tercera posición, y quedarse a dos del líder Línea 21.
En la Copa Federación cadete, por su parte, el conjunto de Pontedeume doblegó al Camariñas (25-32) en un partido en el que los eumeses supieron sobreponerse a las numerosas bajas y exclusiones sufridas durante el duelo. Con una renta de 12-18 al final del la primera parte, los tantos de Castor y Álvaro frenaron el intento local de remontar.
Mientras, en el trofeo provincial benjamín, sus compañeros poco pudieron hacer ante el conjunto más sólido de la categoría, el Atlántico. Un duelo que sirvió para coger experiencia.

Los eumeses plantan cara al líder en el último duelo