Noriega se muestra contrario a pactos con el PSdeG tras las municipales

|

El coportavoz de Anova Martiño Noriega se mostró ayer contrario a pactos con el PSdeG después de las próximas elecciones locales. En una entrevista en la Radio Galega, dijo que “a priori nunca y a posteriori entiendo que en estos momentos el problema es el PP y la complicidad del PSOE. Yo no sería partidario, estoy hablando en lo personal, de integrarme en ningún gobierno alternativo con el PSOE”.

De cara a esos comicios, se muestra reticente a ser el cabeza de cartel para la alcaldía de Santiago pero no da cerrada del todo la puerta a esa posibilidad.

“Entiendo que ese no debe ser mi rol. También he dicho que hay que conciliar ese posicionamiento personal con las posiciones colectivas. Hasta ahora lo hice siempre. Espero que esta vez podamos llegar a buen puerto”, aclara.

Noriega dice que Anova apostará por participar en los comicios locales en candidaturas populares y advierte de que los partidos no deben caer en la tentación de intentar tutelar ese tipo de movimientos sociales.

“Es el momento de mojarse”, asegura, y califica de error el posicionamiento del BNG. “Respeto las dinámicas legítimas, y en este caso con más razón de la que fue mi casa durante muchos años, pero entiendo que es un error en la medida en que el momento está para jugarse el tipo y abandonar posiciones de parte”, señala el regidor de Teo.

En todo caso, el coportavoz de Anova asume que Podemos tiene ahora la centralidad en ese espacio de la izquierda rupturista, pero recuerda que la formación liderada por Pablo Iglesias “tiene que decidir qué rol quiere tener. Si quiere ir a un espacio de ruptura, si quiere abrir un proceso constituyente donde podamos decidirlo todo o si quiere entrar más en el juego de la alternancia. Tiene que decidir si quiere ir al espacio de ruptura o al espacio de reforma”.

En relación a su formación y la fractura vivida en estos últimos meses, Martiño Noriega dice que Anova está pacificada”. Asume que “fue un debate político que dejó heridas, pero que pienso que a día de hoy mereció la pena”, afirma.

Asimismo, el coportavoz de Anova mostró “tolerancia cero” con la corrupción. “Una vez le escuché decir a Orozco que un alcalde que no tenía tres o cuatro imputaciones al año no era un buen alcalde y pensé: llevo siete años ejerciendo la alcaldía y nunca tuve ninguna imputación, debo ser gilipollas”, ejemplificó el alcalde de Teo.

Noriega se muestra contrario a pactos con el PSdeG tras las municipales