Las cofradías pueden retornar la almeja de la batea, pero solo para trasladar a depuradoras

|

Los mariscadores de las cofradías de Ferrol y Barallobre pueden solicitar ya el retorno a sus respectivas lonjas de los más de 4.000 kilos de babosa que se enviaron a las bateas de Punta San Carlos la semana pasada. No obstante, el Intecmar, que ayer emitió la resolución de autorización, recuerda que ese marisco no podrá ponerse a la venta al público, sino que solo se permite  destinarlo a centros de depuración que tendrán que completar el proceso iniciado en las bateas.
No es la primera vez que los moluscos enviados a las jaulas de la zona de reinstalación deben pasar antes por depuradoras. Aunque en los últimos meses no era lo habitual, la Consellería y los pósitos acordaron a finales del año pasado permitir la salida de ese marisco aun cuando, como se había asegurado en un principio, no redujese su carga microbiana a niveles de zona A, que es el requisito necesario para poder venderlo directamente al consumidor. En este caso, y por diversos factores, principalmente medioambientales, el proceso de depuración natural no pudo completarse, pero Mar autoriza su salida con niveles de zona B para impedir que pierda precio en las subastas. n

Las cofradías pueden retornar la almeja de la batea, pero solo para trasladar a depuradoras