Fene y Neda dejan también atrás el confinamiento y recuperan desde hoy la movilidad

Las nuevas medidas permiten reuniones de hasta cuatro personas | d.a.
|

La mejoría continua de Neda y de Fene en cuanto a casos de Covid hace que estos dos municipios salgan de la zona confinada justo un día después de que entraran en vigor las nuevas normas que los agrupaban con Ferrol en una única zona perimetrada. Así, la ciudad naval se queda sola dentro de un nivel de restricciones medio-alto, sin comunicación tampoco con Narón que, con As Pontes, está en el nivel alto. Estos tres municipios son los únicos que quedan ahora en las comarcas con limitaciones de movilidad. Sin embargo, el comité clínico informaba también ayer de que se pone bajo especial observación la situación de Pontedeume y Monfero. En ambos se superan los 250 casos por cada 100.000 habitantes de incidencia acumulada en 14 días, aunque también los dos tienen menos de 10.000 habitantes y este indicador resulta menos definitorio de la situación, puesto que con pocos casos se puede superar ese umbral de 250 (Pontedeume tenía ayer 31 contagios diagnosticados en las últimas dos semanas y Monfero, 15).

Los nuevos cambios llegaron cuando apenas se estaba estrenando la apertura de la hostelería, casi un mes después del cierre, en pleno temporal de frío y lluvia, y con medidas variables en horarios y aforos. As Pontes y Narón solo pueden abrir terrazas, al 50% y hasta las cinco de la tarde. En Ferrol se puede entrar además en el interior de los locales, al 30% de capacidad, lo que ha permitido que los restaurantes que habían cerrado porque no servían para llevar, pudieran levantar de nuevo la persiana y empezar a recibir comensales. En los tres casos, las reuniones son de un máximo de cuatro personas. 

Además, varían los aforos para los espectáculos, que quedan ampliados hasta un máximo de 250 personas en el interior y 500 en el exterior (con las medidas de distanciamiento necesarias). Esto influye en la venta de entradas para auditorios y también para eventos deportivos.

En el nivel básico, en el que se sitúan los 17 municipios restantes (Ares se incorporaba a ellos justo ayer), la hostelería puede abrir hasta el toque de queda (a las once de la noche), con 50% en interior y 75% de ocupación en terraza. Las reuniones con no convivientes pueden llegar hasta seis personas. Los aforos máximos son de 500 personas en interior y 1.000 en exterior. No hay restricciones de movilidad.

Fallecimiento
Esta reapertura de las zonas confinadas viene confirmada por una mejoría en el área sanitaria de Ferrol que, tras días de incertidumbre, vuelve a un descenso continuado. Se registraban ayer 615 casos activos, con 39 personas ingresadas en el Marcide, tres menos que el día anterior (32 en planta y 7 en la Unidad de Cuidados Intensivos). Los contagios siguen por debajo de la veintena, con 16 registrados en 24 horas en los datos que da el Sergas.

Sin embargo, los fallecimientos no cesan, y ayer volvió a informarse de la muerte de una persona con Covid, una mujer de 94 años que estaba ingresada en el Arquitecto Marcide.

En los centros educativos la situación está prácticamente igual, con 79 positivos y cuatro aulas cerradas (dos en el CEIP A Magdalena de As Pontes, una en el CEIP Isaac Peral de Ferrol y otra en el CPR Santiago Apóstol de Narón). No hay ninguna escuela infantil afectada. De la lista salen el CEIP Cruceiro de Canido y el IES Sofía Casanova, en Ferrol, y el IES Fernando Esquío, de Neda. Aparece un caso nuevo, sin embargo, en el CEIP O Ramo, de Fene.

En los centros sociosanitarios también hay altas, en usuarios de Caranza, San José de Narón y As Fragas (Pontedeume). Los tres quedan libres de Covid. Queda un usuario en Domus Vi Ferrol y cuatro en Nuestra Señora das Virtudes. Entre el personal, hay un caso en Laraxe, otro en Mi Casa y 13 en las Virtudes. También uno en el Souto de Leixa.

Fene y Neda dejan también atrás el confinamiento y recuperan desde hoy la movilidad