Cospedal niega una guerra en su partido y no descarta dejar la Secretaría General

|

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, zanjó cualquier polémica con la candidata a la Alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, al afirmar que no vive “en guerra” y menos con los suyos, y no descartó dejar su cargo en la dirección si gana en Castilla-La Mancha.

“Yo no vivo en guerra, de verdad que no, en absoluto, y menos con los míos”, dijo Cospedal durante un almuerzo, en el que apeló a trabajar para que los esfuerzos del PP en Madrid no se tiren por la borda en favor de “populismos, oportunismos y demagogias”. Al ser preguntada sobre la permanencia de Aguirre en la presidencia del PP de Madrid, Cospedal reconoció que no hay ninguna incompatibilidad entre la presidencia regional del partido y una alcaldía o presidencia autonómica.

“Yo miro para delante”, añadió, tras insistir en que no va a estar en una “guerra de guerrillas” y mostrarse convencida de que lo mismo harán sus “compañeras” presentes en este encuentro, en alusión a las dos candidatas del PP a la Alcaldía y la Comunidad, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, que escuchaban su intervención.

La número dos del PP reconoció que compatibilizar su puesto en la dirección con el de presidenta de Castilla-La Mancha ha sido una “tarea muy dura” y no descartó dejar el cargo si gana las próximas elecciones autonómicas en su comunidad.

“Yo estaré a lo que haga y quiera mi partido en su próximo congreso”, y “mi puesto de secretaria general está siempre a disposición” del PP, subrayó Cospedal, quien sin embargo admitió que “es una de las opciones” y que lo que considere “mejor” el partido “será lo que haga”.

No obstante, continuó: “Creo humildemente que no ha venido tan mal que yo haya sido presidenta autonómica y además secretaria general del partido”, una doble función que –según argumentó– ha servido para que en la dirección tuviera más peso la visión de los presidentes autonómicos que, como ella, han tenido que gestionar la crisis y los servicios sociales.

La secretaria general de los populares defendió la elección de Cifuentes y Aguirre como una “apuesta en firme para ganar la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid”.

Cospedal niega una guerra en su partido y no descarta dejar la Secretaría General