España invierte muy poco en los niños, según el presidente de Unicef

El presidente de Unicef Comité Español, Carmelo Angulo. EFE/Archivo
|

En España el 27,5 por ciento de la infancia vive por debajo del umbral de la pobreza, una situación ante la que hay que "actuar rápido", según afirma el presidente de Unicef Comité Español, Carmelo Angulo, quien subraya que el país invierte "muy poco" en los niños.

En una entrevista con Efe, Angulo incide en que la inversión de España en la infancia es de las más bajas de Europa (1,4 por ciento del Producto Interior Bruto frente al 2 por ciento de la media europea) y en que la aplicación de las medidas en esta materia "está siendo ineficaz o no tan eficaz" como en otros países del entorno.

Unicef presentó el pasado mes de junio su informe sobre la situación actual de los menores en España, en el que ponía de manifiesto que la dotación presupuestaria destinada a la infancia desde 2007 ha caído un 6,8 por ciento y un 14,6 por ciento desde 2010 hasta 2013.

Angulo explica que más de una veintena de países europeos destina un subsidio familiar por cada hijo nacido, una medida que en España sería de las que más reducirían la pobreza infantil en casi un 17 por ciento.

"Invertimos muy poco en los niños, la dotación presupuestaria ha caído (...) eso afecta también al número de personas que quiere formar una familia, la situación está retrayendo la natalidad", asevera el presidente de Unicef Comité Español, quien considera "insuficiente" la dotación del fondo para combatir la pobreza (17,4 millones de euros) que ha distribuido el Gobierno entre las comunidades autónomas.

A su juicio, "hay que actuar rápido" porque la infancia "es un bien social de interés público" cuya responsabilidad no puede dejarse en manos solo de las familias, sino que también es del Estado, de la sociedad civil y de las empresas.

Por ello, defiende que la infancia sea una prioridad para todas las administraciones, porque "en el pasado no lo fue para casi nadie", y argumenta que prueba de ello es que cuando España se encontraba en uno de los momentos de mayor crecimiento económico la pobreza infantil "ya era muy alta".

"No queremos que se convierta en un 'pim, pam, pum' político porque en el pasado nadie se ocupó; por eso proponemos una mirada constructiva hacia adelante", afirma Angulo, quien lamenta que en "los tiempos de bonanza y crecimiento" no se reforzaran los derechos de la infancia como se han blindado las pensiones.

En este sentido, Unicef España propone un pacto de Estado que haga que todas las fuerzas políticas y sociales se pongan de acuerdo para que en unos años se recuperen los niveles de inversión en esta materia y blinde los derechos de la infancia.

Para conseguir ese pacto, explica que ya ha mantenido reuniones con el Ministerio de Sanidad, varias comunidades autónomas y con distintos grupos parlamentarios como Izquierda Plural o PNV, y agrega que respecto al PSOE desde Unicef se esperaba que se definiera su secretario general para solicitar un encuentro.

"No hemos sentido rechazo ni por parte de los partidos, ni por parte del Gobierno", apostilla Angulo, quien cree que la agenda de los niños interesa a "todo el mundo, a la derecha, a la izquierda y al centro".

Fuera de las fronteras españolas, el presidente de Unicef Comité Español muestra su preocupación por la situación de la infancia en Gaza e Israel, entre otras regiones: "Están perdiendo la vida menores de ambas partes y deseamos que los niños palestinos e israelíes puedan crecer en un entorno de paz, estabilidad y convivencia", subraya.

En cuanto a la respuesta de la comunidad internacional a las llamadas de las organizaciones sobre países que están en situación de emergencia, como Siria o Sudán del Sur, lamenta que éstas cuando se prolongan en el tiempo "se convierten tristemente en fenómenos invisibles".

Sobre ello, remarca que Unicef está "permanentemente" junto a otros organismos de Naciones Unidas para atender sobre el terreno a los que lo necesitan.

España invierte muy poco en los niños, según el presidente de Unicef