Seis vías de Ferrolterra entre las “especialmente peligrosas”

VG- 1.2 via rapida Ares -Mugardos
|

La Dirección General de Tráfico ha actualizado recientemente el listado de tramos de carreteras convencionales especialmente peligrosos a nivel nacional. 
Seis de esas carreteras se encuentran en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal y muchos de los tramos son ya conocidos popularmente como puntos negros. Las estadísticas avalan esta denominación, pues se han cobrado en los últimos años una docena de vidas.
Para elaborar el listado la DGT ha realizado un seguimiento pormenorizado de todos los accidentes graves en estas vías secundarias, con víctimas mortales o que necesitaron de hospitalización en su momento.

los tramos
La carretera nacional que une el puerto exterior con Freixeiro, la N-655, es uno de esos tramos críticos. Se trata de una vía de más de 14 kilómetros, sin apenas curvas y con un buen firme, lo que lleva a algunos conductores a sobrepasar el límite de 80 kilómetros por hora. Es una zona habitual de radares móviles en ambos sentidos. 
Algo similar ocurre en la VG-1.2, el corredor rápido que va del polígono industrial Vilar do Colo a Mugardos y que también conecta con Ares. Son apenas 6 kilómetros de calzada, pero arroja una de las mayores densidades de accidentes por kilómetro de la comarca. Por ello, la DGT la ha incluído en la lista de carreteras especialmente peligrosas.
Una de las nacionales más transitadas en la zona es la N-651, que conecta Fene con Betanzos. Esta carretera redujo sensiblemente el número de accidentes mortales en las últimas décadas gracias a las mejores del firme y a la apertura de otras vías alternativas, pero la DGT advierte que los ratios siguen siendo todavía elevados en el tramo entre las curvas de Campolongo y el polígono de Vidreiro. La curva de O Gaiteiro, en Laraxe, es otro de los puntos negros.
La AC-564, que une la AP-9, en Cabanas, con la AG-64, en As Pontes, a través de A Capela, es uno de los tramos más largos sobre los que advierte la dirección de tráfico, ya que casi 25 de los 26 kilómetros están considerados de especial peligrosidad. 
Precisamente de As Pones parte otra de las carreteras señaladas por Tráfico, la AC-101, que llega hasta Ortigueira. Especialmente accidentado el tramo a su paso por Monte Caxado en los meses de frío. El último accidente trágico se produjo en el año 2013, cuando dos adultos y un niño perdieron la vida en un choque frontal contra otra vehículo. Una particularidad de esta vía es el elevado número de siniestros con animales, especialmente caballos, que hizo tomar cartas en el asunto a las autoridades hace unos años.
Una carretera paralela a esta, la AC-110, que llega al concello de Cerdido, es otra de las señaladas por este informe. Una vía sinuosa y con abundante tráfico pesado debido a su conexión con el polígono de As Somozas. Cuatro personas perdieron la vida en esta carretera en los últimos cinco años.

Seis vías de Ferrolterra entre las “especialmente peligrosas”