Las trabajadoras de Cleanet llevan sus protestas a las puertas de Defensa

Diario de Ferrol-2015-01-16-002-ef13a83c_1
|

Unas treinta trabajadoras de Cleanet en Ferrol se concentraron ayer a las puertas del Ministerio de Defensa en Madrid para reclamar el pago de los salarios que les adeuda la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de las instalaciones militares de la ciudad, así como de otras localidades de Galicia –Marín y Pontevedra– y del resto del Estado.
La protesta, que estaba convocada desde la semana pasada, se celebró igualmente pese a que el Ministerio emitió ayer un comunicado en el que anunciaba el inicio del procedimiento para la resolución del contrato con la firma, que, como se recordará, fue la elegida por el órgano de contratación de Defensa para realizar la limpieza de las instalaciones militares de diversas localidades por un importe de 12 millones de euros.
Un representante de la CIG y otro del sindicato vasco ELA, convocantes de una movilización que también apoyó CCOO, pudieron reunirse con un alto cargo del departamento que dirige Pedro Morenés y que les remitió a la información del día anterior.

nuevo acuerdo marco
En ese sentido, el Ministerio reiteró su intención de desarrollar un nuevo acuerdo marco como el que se elaboró en 2012-2013, con el objetivo de que los contratos de limpieza que se adjudiquen en el futuro incorporen las cláusulas oportunas para “reforzar aún más la protección de los derechos de los trabajadores”.
Los plazos, en pleno conflicto, son fundamentales y, en ese sentido, la falta de respuesta de Cleanet lleva a pensar a las afectadas que la rescisión del contrato no se producirá antes de que finalice la vigencia del actual, el próximo 19 de marzo.
El Ministerio de Defensa ha reiterado la puntualidad con la que ha hecho los pagos a la empresa y que desde que comenzaron las movilizaciones de las trabajadoras –2013– se han puesto en contacto con la gerencia para conocer las causas de los retrasos en el abono de las nóminas. Al parecer, el problema es que Cleanet no tiene la capacidad financiera necesaria para asumir un contrato tan cuantioso y que la entidad financiera con la que trabajaban bloqueó las facturas e impidió que pudieran buscar vías de financiación alternativas. 

Las trabajadoras de Cleanet llevan sus protestas a las puertas de Defensa