Ecorazón, la ecología a granel ya tiene su espacio

|

Productos de alimentación ecológicos y para veganos, cosméticos no testados con animales y artículos de limpieza respetuosos con el medioambiente son algunos ejemplos de lo que Ecorazón ofrecerá desde mañana a sus clientes.
La iniciativa de “ecología a granel” tiene nombre propio, el de la emprendedora Tamara López Díaz, quien por su condición de deportista –es monitora en un gimnasio– sabe lo que su clientela necesita para mantener una alimentación sana y equilibrada.
La oferta de Ecorazón pasa por productos frescos, muchos de ellos procedentes de huertos de la zona, y también por algunos otros envasados. Tofu de sabores, algas, semillas o productos que no se encuentran habitualmente en un supermercado al uso harán las delicias de los aficionados a la mesa saludable.
Una de las novedades que aporta Ecorazón es la venta a granel, que, como explica su propietaria, ayuda a abaratar la compra. La oferta no por ello es escasa sino todo lo contrario, ya que cuenta con 140 referencias que se pueden adquirir al peso.
Marcas conocidas respetuosas con el medio también estarán en sus estanterías, tales como las conservas del Mar de Ardora, el pan de la panadería santiaguesa La Divina, vino y cerveza ecológicos o carne.
Este supermercado hasta nos ofrece café para llevar desde las ocho de la mañana, que es el horario de apertura habitual de este nuevo establecimiento, que mañana abre sus puertas en el número 30 de la avenida de Esteiro. De este modo, el horario será de ocho de la mañana a ocho de la tarde, de forma ininterrumpida y la inauguración está prevista para mañana, a las 16.30 horas.
Pero Ecorazón no solo ofrece comida y bebida sino también conocimientos. Tamara López anuncia ya que en breve organizará además, seminarios con la participación de nutricionistas y dietistas que asesorarán sobre cómo mejorar la alimentación y como tener un estilo de vida saludable.
Las novedades del establecimiento pueden seguirse a través de Facebook, Twitter e Instagram.

Ecorazón, la ecología a granel ya tiene su espacio