Bola de partido para el Pontedeume ante el Ourense

Un triunfo o un empate ante los ourensanos mantendria a los eumeses en la tercera posición | j. meis
|

A horas está el Balonmano Pontedeume de saber si podrá luchar por su regreso a la máxima categoría gallega de la disciplina. “Nos lo jugamos todo a una carta”, apunta el técnico José Deus después de imponerse en la penúltima jornada a “uno de los mejores de la categoría”, el Meaño (23-20). Una victoria lograda además en un triunfal regreso a casa, al pabellón de A Casqueira, tras el arreglo de las molestas filtraciones en la cubierta que, temporada sí y temporada también llevaban a la suspensión de algún que otro encuentro en la pista eumesa.
Y es que este triunfo frente a la formación pontevedresa hace que los eumeses dependan de sí mismos para mantenerse en la tercera plaza que ahora ocupan –y que les daría el billete para la promoción de ascenso– y que se la tendrán que jugar este sábado con un Campus Ourense con el que, si bien empatados a puntos, una igualada sería favorable para los que dirige Deus. Una última mano a la que los de la villa llegan tras imponerse de nuevo a la heroica frente a un Meaño que durante prácticamente todo el partido se colocó por delante en el marcador del pabellón eumés. Y es que los visitantes llegaron y vencieron, con un primer parcial de 0-5 que dejaba muy claras sus intenciones de mantenerse asimismo en la pelea por la posición de bronce. Un “toque” al que reaccionaron a la per­fección los veteranos eumeses, ajustando lo necesario para contrarrestar el juego visitante y marcharse al descanso 11-12.
El Meaño mantuvo pequeñas rentas de entre uno y dos goles durante asimismo prácticamente toda la segunda mitad, hasta un minuto 23 en el que los eumeses le dieron la vuelta al electrónico. Tirando de veteranía, de cabeza fría y sabiendo elegir bien las jugadas, una combinación que le está dando muchas alegrías a los de la villa, el Pontedeume consiguió una importante victoria que deja en sus manos el luchar por regresar a Primera. Una situación en la que también está su rival del próximo sábado a las 18.00 horas, el Ourense, una formación, a priori, favorita para lograr el ascenso directo y que no se lo pondrá nada fácil a un grupo eumés que paso a paso se ha ganado, al menos, el estar en el play-off.

Ferrolterra
Por su parte, el Balonmano Ferrolterra, con muchas ausencias en sus filas, poco pudo aguantar ante un Lavadores que, si todo marcha según lo previsto, es ya una de las nuevas formaciones de Primera. Y es que con un banquillo muy corto, con solo ocho jugadores de campo y un portero, los ferrolanos fueron “capeando” a los vigueses, llegando al descanso (21-10). Los anfitriones cerraron finalmente el duelo con una renta de 18 tantos. Jugaron y anotaron por el Ferrolterra: Javier Vázquez, Alejandro Gayoso (11), Gayoso (2), Aneiros (2), Javi Barros (1), Tono (3), Santos (2) y Riki. l

Bola de partido para el Pontedeume ante el Ourense