La crisis interna de En Marea le pasa factura a la formación rupturista en la encuesta del CIS

GRAF8664. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31/01/2019.- El portavoz de En Marea, Luís Villares (i), con los representantes de la plataforma de empresas auxiliares de los astilleros de Galicia, entre ellos Balbino García (d), tras la rueda de prensa q
|

Si el barómetro conocido a principios de año, y que valoraba lo ocurrido entre el 1 y  el 12 de diciembre de 2018 todavía no tenía entre sus variables la crisis interna de En Marea, en la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) conocida ayer sí se puede observar que la deriva de la formación está mermando la intención directa de voto al partido que dirige Luís Villares.


Según el barómetro de enero, que realizó la encuesta entre el día 1 y el 13 del mismo mes, el porcentaje de votantes que tienen como primera elección a la formación rupturista pasa de estar en el 12,8% (en el caso de los encuestados en el territorio de Galicia) a un 9,7%. En términos estatales, considerando que la pregunta se refiere a unas hipotéticas elecciones al Congreso de los Diputados, la bajada de En Marea va del 0,9 por ciento que mostraba en diciembre su intención de meter en la urna la papeleta de En Marea a un 0,7%. 


El descenso de un 24,21% en la intención de voto directo gallego al Parlamento estatal se enmarca, en esta ocasión, en una encuesta que se realizó en un intervalo temporal en el que En Marea estaba sumida en una grave crisis interna después de sus elecciones primarias. 


Así, si bien en la encuesta de diciembre, realizada entre el 1 y el 13 del mes, las cifras de voto no parecieron tomar en cuenta la suspensión temporal de las primarias de En Marea por razones de irregularidades en el censo, la posterior deriva de la formación sí parece pasar factura a los de Villares en la realizada entre el 1 y el 13 de enero. En estas fechas, los encuestados ya habían podido comprobar tanto el propio resultado electoral como las posteriores trifulcas por la falta de reconocimiento de este por parte de los opositores a Villares.

Valoración de Fernán Vello
En cuanto a la valoración de líderes que hace el barómetro, el portavoz de turno sobre el que pregunta es, en este caso, Miguel Anxo Fernán Vello. Para él, la nota es de un 3,3, aunque el gallego es desconocido para el 91,1% de los encuestados, el 71,4% en el caso de los preguntados en Galicia.
 
El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, y la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, son los que tienen la calificación más elevada del conjunto de líderes de partidos con representación parlamentaria y casi se acercan al aprobado, con 4,5, por delante del portavoz del PNV, Aitor Esteban, que tiene un 4. También señala el CIS que, sin embargo, el 85,5% de los encuestados ni siquiera conoce a Oramas, porcentaje que en el caso de Esteban llega al 82% y al 80,9% al hablar de Baldoví. Otros portavoces poco conocidos pero con elevada nota son el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que tiene un 3,6; con un 3,5 están Marian Beitialarrangoitia (EH Bildu) y Carles Campuzano (PDeCAT), con un 3,3. Ya por debajo de la tabla están Lucía Martín González, de En Comú, con un 2,9, y Joan Tardá (ERC) e Isidro Martínez Oblanca (Foro), ambos con un 2,6 de nota.

La crisis interna de En Marea le pasa factura a la formación rupturista en la encuesta del CIS