Rajoy y Merkel hacen un tramo del Camino de Santiago antes de negociar el reparto de cargos en la UE

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel, recorrieron ayer un tramo del Camino de Santiago en la primera jornada de una visita de dos días a Compostela en la que ambos abordarán los asuntos que verá el Consejo Europeo el próximo día 30 en Bruselas.

La dirigente aterrizó a las cinco y media de la tarde de ayer en el aeropuerto de Lavacolla, donde fue recibida por Rajoy, el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, y el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez. Merkel inició así una visita de dos días a Santiago, con una primera jornada, más informal, y otra segunda, ya de trabajo, que tiene lugar hoy.

Tras el saludo en el aeródromo gallego, Merkel y Rajoy se desplazaron hasta O Pedrouzo, una pequeña aldea del municipio coruñés de O Pino, desde donde caminaron por un trayecto de la Ruta Xacobea para, a continuación, dirigirse al Hostal dos Reis Católicos, en plena Praza do Obradoiro, donde Merkel fue saludada por el alcalde de la ciudad, Agustín Hernández.

recorrido de una hora

Ambos mandatarios finalizaron en casi una hora un recorrido de unos 6 kilómetros. Merkel vestía una camiseta blanca a rayas, pantalón del mismo color y deportivas marrones, y Rajoy eligió como atuendo un pantalón vaquero, una camisa a cuadros y zapatillas azules.

El Camino de Santiago por el que caminó ayer Merkel a buen ritmo es una ruta muy conocida en Alemania.

A ello ha contribuido el éxito de ventas del libro del humorista alemán Hape Kerkeling “Ich bin dann mal weg” (“Bueno, me largo”), en el que describe sus experiencias como peregrino en el Camino de Santiago. El año pasado 16.203 peregrinos alemanes concluyeron el Camino de Santiago, cifra que es un 3,6% superior a la de 2012 y representa un 7,51% del total de peregrinos que llegaron a Compostela.

Merkel repartió ayer saludos al alcanzar la meta, el Obradoiro, donde fue recibida con algún aplauso y varios abucheos.

Unas trescientas personas estaban situadas tras un cordón policial, algunas de las cuales pudieron estrechar la mano de Merkel e incluso intercambiar algunas palabras. Entre ellos, una pareja de peregrinos alemanes, de edad avanzada, que camina por esta ruta desde abril y que después de 2.650 kilómetros recorridos esperó a esta jornada para poder saludar a la canciller.

La dirigente escuchó también silbidos y algún reproche como “menos recortes”, “fuera la troika” o “vete para Alemania, eso no es camino ni es nada, camino duro el de los españoles”.

Merkel y Rajoy tenían previsto  reunirse en una cena privada en un conocido restaurante del casco histórico de Santiago.

Hoy ambos celebrarán la reunión de trabajo propiamente dicha, comparecerán ante los periodistas y finalmente, antes del regreso a Alemania, Rajoy acompañará a Merkel en una visita a la catedral de Santiago.

El encuentro entre los dos se produce pocos días antes de la cumbre europea del próximo sábado, cita en la que se intentarán desbloquear las negociaciones para la elección del presidente del Consejo Europeo y del Alto Representante, después de que a mediados de julio no fuese posible el acuerdo. Sobre el reparto de cargos que se podría cerrar el sábado en Bruselas, el Gobierno español mantiene su apuesta por Miguel Arias Cañete, exministro de Agricultura, y confía en que asuma una Comisaría de peso.

Además, las negociaciones del Consejo Europeo podrían despejar el camino de Luis de Guindos para presidir el Eurogrupo.

Rajoy y Merkel hacen un tramo del Camino de Santiago antes de negociar el reparto de cargos en la UE