La Marea no destina el dinero recaudado por IBI al Puerto coruñés a su promoción

Vista de la Autoridad Portuaria, ubicada en La Marina quintana
|

La recaudación extra obtenida a través del incremento del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a las empresas ubicadas en terrenos portuarios no se está empleando para las finalidades establecidas el pasado año entre el grupo municipal socialista y el Gobierno local.
Este año el Ayuntamiento decidió aumentar el IBI a las compañías presentes en el Puerto del 0,6% al 1,3%, con lo que se esperaba recaudar alrededor de un millón de euros.
Así, el 70% del incremento de la recaudación se debía destinar a cuatro puntos con los que apoyar a las compañías presentes en este enclave y que hacen referencia al turismo de cruceros, a situar a la ciudad como puerto de referencia, a la actividad pesquera y a los deportes náuticos.
El PSOE, que apoyó a la Marea ante la solicitud de imperiosa necesidad de esta para cumplir los plazos, lamenta que no se estén cumpliendo sus propuestas y en un documento remitido a principios de este mes al Gobierno municipal asegura que desconocen “a día de hoy el destino de esta partida”.
El primero de estos puntos, recogidos en el documento, consistía en “realizar y poner en marcha un plan estratégico de comunicación en clave ciudad para apoyar la visualización de A Coruña como ciudad portuaria”.
Además, parte de estos ingresos extra debían utilizarse para beneficiar el turismo de cruceros, que en los últimos años creció bastante en la ciudad. Así, se promocionaría A Coruña “como destino crucerístico” y también para desarrollar “acciones de valor añadido dirigidas a ese turismo”. Otro de los aspectos destacados era la actividad pesquera, cuyo papel se debía “poner en valor” utilizando como referencia “la calidad gastronómica de la ciudad”.
Entre las aportaciones que realizó la formación socialista también estaba la de “desarrollar un proyecto en clave ciudad para las actividades relacionadas con deportes náuticos”.

nueva polémica
De esta manera, la subida del IBI vuelve a causar polémica después de que fuese aprobada con muchas reticencias por parte de los grupos de la oposición. La Marea solo logró el apoyo del grupo socialista, que de todas maneras manifestó que todavía eran mejorables.
El Bloque Nacionalista Galego optó por la abstención y el Partido Popular votó en contra de una medida contra la que ha continuado reclamando por el perjuicio que causa especialmente a un sector muy damnificado como es el pesquero.
Las propias compañías pesqueras también lamentaron este incremento debido a que les supuso un problema añadido a la delicada situación que atraviesan desde hace años.

La Marea no destina el dinero recaudado por IBI al Puerto coruñés a su promoción