O Parrulo no pudo culminar con victoria su gran esfuerzo

|

Un esfuerzo titánico no le bastó a O Parrulo para conseguir su segunda victoria en la eliminatoria que lo enfrenta al UMA Antequera. Estuvo a punto de conseguirla, y además varias veces, pero terminó perdiendo y eso hará que la serie se decida en un tercer encuentro, de nuevo en pista malagueña, mañana a las 12.30 horas. De saldrá el equipo que acceda a la serie que, ahora sí, determinará el nombre de la escuadra que asciende a Primera.

No fue tan agobiante como se pensaba la puesta en escena del UMA Antequera de cara a poner las tablas en su eliminatoria contra O Parrulo, que se mostró seguro en su parcela defensiva ante unos intentos del rival que no fueron demasiado importantes. Incluso, con el paso de los minutos el equipo ferrolano se fue notando más cómodo sobre la pista ante un adversario que, por contra, empezó a llevar peligro cada vez que se acercaba a la portería rival. Así llegó un cabezazo al larguero de Chicha tras el pase largo del portero Illi, una ocasión que demostró que las intenciones del equipo ferrolano para este partido.

A partir de entonces, el cuadro malagueño pareció capear el temporal, pero otro error permitió al cuadro visitante recuperar la pelota por mediación de un Rubi que, después de conducir varios metros, cruzó la pelota al fondo de las mallas para adelantar a su escuadra poco antes de un descanso, al que se llegó con mejores sensaciones para los visitantes.

Riesgos
Como lo tenía casi todo perdido, el cuadro malagueño salió a la segunda parte dispuesto a echar el resto en busca de darle la vuelta al marcador. Y su empuje –sobre todo la mayor cantidad de riesgos que tomó– se tradujo en pocos minutos en el gol del empate, pero que llegó después de una pérdida visitante, que aprovechó la escuadra local para marcar tras la superior de la que gozó.

El equipo local ya había conseguido lo que quería y, a partir de ahí, el encuentro derivó en un ir y venir a las dos porterías en las que las imprecisiones dominaron sobre los aciertos. Sin embargo, ninguno llegó a aprovechar sus opciones, así que el partido se tuvo que resolver en el tiempo extra
Llegados a la prórroga, el desgaste físico hizo que las imprecisiones abundasen más en los dos equipos, así que las ocasiones –casi todas debido a errores– fueron más o menos clara. En una, una pérdida de Diego Núñez le costó la expulsión y a O Parrulo el tanto que le hizo perder.

O Parrulo no pudo culminar con victoria su gran esfuerzo