La playa de A Magdalena se convierte en una aldea castreña

las actividades propuestas congregaron a numeroso público
|

La playa cedeiresa de A Magdalena se ha transformado, temporalmente, en un poblado castreño, por iniciativa de un grupo de jóvenes que han levantado chozas y cabañas en el lugar en el que hasta este año se celebraba el Lugnasad, que ha sido trasladado al centro de la villa y tendrá lugar los próximos días 30 y 31 del presente mes de agosto.
La idea del I Encontro Celta que se está desarrollando este fin de semana en Cedeira surgió con intención de continuidad, sin interferir para nada en la ya cita tradicional del Lugnasad, que este año cumple su primer lustro, cada vez con más seguidores. Se trata, según señalan los organizadores, de posibilitar que la gente pueda pasar dos días de fiesta recreando las actividades y la forma de vida de nuestros antepasados celtas.
A pesar de que en esta primera edición no se hizo mucha publicidad del evento, debido al retraso del Concello en conceder el permiso pertinente, varios grupos de jóvenes levantaron sus cabañas artesanales en el arenal.
El compromiso de la organización del I Encontro Celta con el Concello de Cedeira pasa por dejar el campo de la fiesta totalmente recogido antes de las doce del mediodía de hoy, lunes, ya que se trata de una zona de dominio marítimo-terrestre en la que tiene competencias la Demarcación de Costas.

La playa de A Magdalena se convierte en una aldea castreña