El temporal dejó en playas de Ares dos grandes moles procedentes de bateas

Diario de Ferrol-2014-03-07-017-9866c7be
|

Los efectos de los reiterados temporales siguen estando visibles en la práctica totalidad del litoral, con barandillas de los paseos destrozadas y pasarelas peatonales desplazadas y desaparecidas. El fuerte oleaje también depositó en la costa gran cantidad de residuos de todo tipo, si bien el caso de las playas de Seselle y Estacas, en el término municipal de Ares, sobresale respecto a las demás. Y es que, entre otros muchos restos de menor tamaño, figuran unas grandes moles de fibra de vidrio o material similar, que llevan cerca de un mes depositadas en la arena, sin que nadie se encargue de su retirada.
Según la información recogida al respecto por este periódico, se trata de flotadores de bateas, de alrededor de cuatro metros de largo por dos de ancho, que se cree que podrían proceder de los equipos instalados en Sada o Lorbé. Al parecer, personal de la Demarcación de Costas y del servicio de Guardacostas de la Guardia Civil ya inspeccionaron los efectos en cuestión, sin que, por el momento, se haya procedido a su retirada. Los vecinos de la zona se quejan de la permanencia de estas grandes moles en la playa, sobre todo ahora que llega el buen tiempo.

El temporal dejó en playas de Ares dos grandes moles procedentes de bateas