El debate sobre el hospital de Vigo acaba en bronca y con una expulsión

|

La diputada del PSdeG Carmen Acuña fue expulsada del pleno, tras ser llamada al orden en tres ocasiones por parte de la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, en medio de un bronco debate sobre el nuevo hospital de Vigo, el Álvaro Cunqueiro.

“Si me expulsa por defender a los pacientes, me voy (orgullosa)”, aseveró la parlamentaria socialista, que participó en el debate matinal del pleno en el que se discutió la creación de una comisión de investigación sobre la construcción y la adjudicación de obras y servicios del nuevo hospital, la cual fue rechazada con los votos del PP.

El momento de la expulsión surgió cuando el diputado popular Miguel Santalices, con quien son habituales los rifirrafes en materia sanitaria, sacó a colación que la parlamentaria había registrado una interpelación sobre la presencia de aspergillus en el nuevo centro hospitalario.

Desde su escaño, y con dos llamadas al orden ya previas, al igual que su compañero de bancada José Manuel Gallego Lomba, incidió en que se trataba de una iniciativa en “defensa” de los pacientes.

Pilar Rojo llegó a advertir a la diputada de que, si se resistía a abandonar el hemiciclo, sería castigada con no poder volver a la próxima sesión plenaria, dentro de dos semanas.  

Por su parte, la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, arremetió contra los grupos de la oposición por sus críticas al nuevo hospital y reprobó que “en pleno proceso de traslado, no parece responsable actuaciones como manifestación, comisiones de investigación o pleitos ante Europa, o solicitar la paralización o la evacuación” del centro.

En comparecencia en la sesión plenaria, la titular de la Administración sanitaria autonómica, quien aseguró que acudió al Parlamento ante la “confusión” generada con el traslado, defendió la planificación que se realizó para el traslado al centro hospitalario, que fue paralizado por presencias bacteriológicas y que, según anunció el gerente de la zona sanitaria, Félix Rubial, se reanudará siguiendo el calendario previsto el lunes.

Muy duros con la conselleira se mostaron los portavoces de los grupos de la oposición, que en la jornada de ayer volvieron a pedir la dimisión de Mosquera.  

Chelo Martínez (Mixto), Montse Prado (BNG), Eva Solla (AGE) y Abel Losada (PSdeG) llamaron la atención sobre la manifestación que reunió a decenas de miles de personas en Vigo el  3 de septiembre y advirtieron a los populares de que son la sociedad y los profesionales los que rechazan el proyecto que se llevó a cabo en Vigo.

También el medio centenar de personas que se dieron cita para protestar ante el Parlamento por el estado del hospital “privado” de Vigo exigió la dimisión de la conselleira de Sanidade. Cánticos de “quien recorta y privatiza tiene las cuentas en Suiza” se entremezclaban con proclamas pidiendo la marcha de Rocío Mosquera.

El debate sobre el hospital de Vigo acaba en bronca y con una expulsión