La SGAE lanza una campaña dirigida a cobrar su cuota a la hostelería de Ferrol

televisión en bares sgae mesón da magdalena
|

La Sociedad General de Autores de España (SGAE) ha emprendido este verano una agresiva campaña para tratar de imponer su couta a toda la hostelería de Ferrolterra. Los empresarios han recibido cartas en las que se les amenaza con llevarlos al juzgado por la difusión por radio o televisión del repertorio de sus asociados, sin que previamente, según denuncian los afectados, se haya realizado ninguna visita para constatar que es así.
La Asociación de Hostalería de Ferrol y Comarca ha recibido las quejas de 18 de sus socios, aunque a la entidad le consta que la reclamación de la SGAE les ha llegado a muchos más establecimientos. Según explicó su secretaria, Luisa Barro, hasta hace poco la sociedad tenía una delegada en la zona de Ferrol que había realizado contratos fundamentalmente con pubs, salones de bodas, hoteles... los negocios que más utilizan la música en su actividad, pero la nueva representante de la entidad para el área de A Coruña ha emprendido esta campaña de “captación” mediante carta y sin constatar previamente, con la oportuna visita, si hay una realidad a la que aplicar el polémico canon.

Apagar la televisión
Las misivas han llegado fundamentalmente a los cafés, bares y mesones, negocios que en muchos casos se habían librado hasta ahora del cobro de la SGAE. Guillermo Rodríguez, del Mesón A Magdalena, comenta que lleva trece años con su negocio y que nunca ha recibido ninguna visita ni requerimiento por derechos de autor. La carta le sorprendió, como a otros empresarios de su misma calle, sin que nadie de la entidad acudiese previamente a su establecimiento para comprobar si tiene hilo musical, por ejemplo. “Nos fríen a impuestos”, comenta el hostelero, que se manifiesta dispuesto a apagar la televisión para evitar el pago de la cuota.
Aunque en la carta enviada a los empresarios no se especifica el importe, desde la Asociación de Hostalería se indica que el mínimo para un café-bar es de 26 euros al mes.
De momento, la asesoría jurídica de la asociación empresarial está tramitando respuestas a las reclamaciones de la SGAE, indicando por una parte que no se han realizado las preceptivas visitas previas y, por otra, que dichas misivas ni siquiera incluyen el nombre del titular del negocio, sino que se limitan a citar al propietario de determinada cafetería o bar. En primer lugar, comentan desde la entidad, la nueva delegada de la sociedad se limitó a distribuir un papel informando de la obligatoriedad de pagar, después envió cartas ordinarias y más recientemente mandó otras certificadas en las que se apunta que el próximo paso lo dará ante los tribunales.
El malestar es importante en el sector de hostelería ferrolana, uno de los más castigados por la crisis, que de momento parece decidido a resistirse y evitar el pago de un canon que considera injusto.

La SGAE lanza una campaña dirigida a cobrar su cuota a la hostelería de Ferrol