El PPdeG cree que sería incoherente que Currás dimita por su segunda imputación

paula padro, alfonso rueda y agustín hernández se reunieron ayer por primera vez tras el congreso
|

El secretario xeral del PP gallego, Alfonso Rueda, consideró ayer que sería “incoherente” con la estrategia que viene manteniendo su partido que el alcalde de Santiago, Ángel Currás, tuviese que dimitir de manera automática tras conocerse su segunda imputación.

Un juzgado de Santiago abrió diligencias previas tras la denuncia por presunta prevaricación y acoso de un mando policial con la imputación del alcalde, su antecesor en el cargo, Gerardo Conde Roa, y otras dos personas del gabinete municipal.

Alfonso Rueda destacó la presunción de inocencia del alcalde y su respeto por las actuaciones de la justicia.

Rueda y Currás mantuvieron una conversación telefónica en la que el regidor informó al número dos del partido que lidera Alberto Núñez Feijóo de los detalles de la demanda de un policía local, a raíz de la que se le imputan supuestos delitos de prevaricación y acoso moral.

Sobre si cree que Currás debería dimitir para no seguir deteriorando la imagen de la ciudad, Rueda subrayó que, “desde luego”, al alcalde de Santiago y a la dirección del partido le gustaría que esta imputación o cualquier otra no se hubiese producido.

Pero “tenemos que insistir muchísimo en que no se puede, en ningún caso, equiparar imputación a culpabilidad, ni pensar que todas las imputaciones tienen la misma gravedad, hay que ver por qué causas son y ver cómo se desarrollan los procesos judiciales y, por supuesto, a partir de ahí, la aplicación de nuestros estatutos”.

“Pero de eso a decir que porque se produzca esta imputación se tiene que producir una dimisión automática, creo que sería absolutamente incoherente con todo lo que venimos manteniendo en este tipo de situaciones durante este tiempo, que creemos que es lo correcto y lo que hay que hacer”.

Horas antes, el alcalde negó haber recibido comunicación alguna como imputado por la denuncia de un policía local y agregó que, además, “no se adoptó ninguna decisión por el juzgado de imputar a nadie”.

Preguntado cómo sabía si había imputados o no, respondió: “La información que tengo es que efectivamente eso es lo que ocurre. Solamente –añadió– se nos va a comunicar la existencia de esa denuncia, nada más”.

El juzgado de instrucción número uno de Santiago ha abierto diligencias previas tras la denuncia de un mando policial, José Antonio Carril, por presunta prevaricación y supuesto acoso moral después de que fuese sancionado por el Ayuntamiento.

Así, acordó incoar diligencias previas contra Ángel Currás, su antecesor Gerardo Conde Roa, el concejal de Seguridad Albino Vázquez y la asesora para la coordinación de los cuerpos de seguridad del Ayuntamiento, Mar Hinojosa, y ordena que se les haga saber la existencia del mencionado procedimiento.

Currás indicó ayer que conoce la existencia de una denuncia, “pero, en todo caso, ese procedimiento está pendiente de diligencias, entre otras cosas, que declare el propio Carril y, desde luego, no se adoptó ninguna decisión en el juzgado para imputar a nadie”.

El alcalde insistió en que ese es “el conocimiento” que él tiene y señaló que es lo único que puede afirmar, “que parece ser que lo único que se nos va a comunicar es que existe esa denuncia y dar cuenta del contenido”.

El PPdeG cree que sería incoherente que Currás dimita por su segunda imputación