El Racing tiró de corazón para sumar un punto ante la Cultural Leonesa

Diario de Ferrol-2013-10-21-001-d77fdafa
|

redacción
ferrol

El Racing de Ferrol arañó un valioso punto en su visita al Reino de León. Valioso, más que por la entidad del rival, por la forma en que lo consiguió. El conjunto local se adelantó con dos goles en el marcador y a partir de ahí los de José Manuel Aira tuvieron que remar a contracorriente. Sendos tantos de Rubén e Iglesias en la segunda parte obraron el milagro. Marcos Álvarez, incluso, tuvo el triunfo en sus botas en la recta final, pero su disparo se estrelló en el larguero.
El Racing monopolizó la posesión de la pelota en la primera parte, pero se dio de bruces contra la defensa culturalista. Los de Cembranos plantaron el autobús atrás y se armaron de paciencia a la espera de un contragolpe que les sacara del apuro. La suerte dio la espalda al conjunto blanquillo en cuestión de lesiones, porque en los primeros 40 minutos perdió a dos jugadores por esta causa. Primero fue Góngora el que tuvo que retirarse y al filo del descanso Hedrera.
La apuesta del Racing fue mover el balón con velocidad y buscar la espalda leonesa con pases profundos. Pero la Cultural nunca perdió el orden. Por eso las ocasiones ferrolanas no llegaron. Tampoco las de la Cultural, que vio la luz en el tiempo añadido de la primera parte en el primer error en el pase del Racing. Bardal robó la pelota en campo contrario y superó a Camacho con un disparo cruzado.
Y si el primer tiempo acabó mal para el Racing, las cosas no mejoraron en el arranque del segundo periodo. Apenas dos minutos después de la reanudación, Diego Torres ganó la espalda a la zaga verde y amplió la renta leonesa. Por aquel entonces el equipo de Aira  ya estaba volcado sobre la portería de la Cultural. Pero a partir de ahí ya fue un acoso y derribo. La fe del Racing fue inquebrantable. Rubén recortó distancias a renglón seguido con un disparo que rebotó en un defensor culturalista. Y después fue Iglesias el que puso el empate con una soberbia volea con la zurda. Antes, el colegiado ya había anulado un gol al equipo verde por un presunto fuera de juego. El segundo tanto visitante sentó fatal a la Cultural, que se convirtió en un manojo de nervios. En los últimos minutos el Racing mereció el triunfo. Marcos Álvarez llegó a mandar un balón al larguero en el último suspiro.
Ese gol hubiera sido el broche de oro, pero la Cultural capeó el temporal como pudo y el marcador ya no se movió. n

El Racing tiró de corazón para sumar un punto ante la Cultural Leonesa