Las futuras fragatas F-110 contarán con el sistema de navegación Senda de la corporación GMV

La serie F-110, nueva carta de presentación de Navantia, será fabricada íntegramente en las factorías de Ferrol | jorge meis
|

El grupo naval público Navantia cerró recientemente con la madrileña GMV un contrato para equipar a la futura serie de fragatas F-110 con el moderno sistema de navegación Senda. Se trata de la última incorporación tecnológica a un proyecto que no solo proveerá a la Armada española de buques de nueva generación, sino que también servirá de carta de presentación para el Navantia de cara al competitivo mercado internacional.

Tras la elección de Fincantieri como proveedor del diseño parental en el concurso estadounidense FFG(X) y la pérdida de los contratos de fabricación para Canadá y Australia –motivados principalmente por el Brexit–, el proyecto de las F-110 ha adquirido incluso más relevancia en la actualidad. Es por ello que, como futuro buque que ofrecer en su catálogo global, esta nueva serie contará con lo último en tecnología.

Asimismo, tal y como lo definió la propia GMV, este sistema es una “solución avanzada de navegación y referencia de tiempo” que incorpora tecnología de geolocalización multiconstelación –tanto GPS como el sistema europeo Galileo– compatible con señales civiles y militares y correcciones diferenciales en tiempo real. De igual forma, esta tecnología cuenta con un servidor dedicado que permite una mejor sincronización con la red de geolocalización.

Lo último en tecnología
Contar con los últimos avances en tecnología es una de las principales bazas de esta nueva generación de fragatas. En los últimos meses, Navantia cerró contratos similares al presente para poder ofrecer un modelo de buque adaptado a los nuevos escenarios de guerra moderna.

Así, las fragatas contarán con el cañón Vulcano de 127 milímetros de la italiana Leonardo, así como un sistema de radar de estado sólido SPY7 de la estadounidense Lockheed Martin –desarrolladora, además, del ya veterano sistema Aegis, que incorpora la serie F-100–, y del que la española Indra fabricará varios componentes.  

Del mismo modo, la compañía gala Thales incorpora en las fragatas F-110 sus sonares Captas 4 y Bluemaster, además del sistema acústico con capacidad de guerra antisubmarina BlueScan y la tecnología de comunicación subacuática TUUM-6, todos ellos integrados en el sistema Scomba de Navantia.

Las futuras fragatas F-110 contarán con el sistema de navegación Senda de la corporación GMV