Bossa mantiene la calma pese a que el As Pontes lleve cuatro citas sin ganar

bossa conduce la pelota durante un partido de esta liga jorge meis
|

El As Pontes aún no sabe lo que es ganar en la segunda vuelta y eso le ha hecho pasar de la quinta plaza en la que llegó al parón invernal, a tres puntos de los lugares que clasifican para la fase de ascenso, a estar ahora en la novena posición, a siete puntos de esos lugares. Sin embargo, eso no genera nervios en la plantilla pontesa, como reconoce el centrocampista Bossa, que explica que “las cosas están donde queríamos”. Es más, el futbolista viveirense cree que de las tres derrotas encajadas en 2013, solo la sufrida ante el Dorneda causa un poco más de sorpresa.

Bossa reconoce que el equipo pontés se está topando de frente con las complicaciones que son habituales en la segunda vuelta, a las que se suma el mal estado en el que está el terreno de juego de O Poboado. “La verdad es que no ayuda”, reconoce el mediocentro. Sin embargo, también pone sobre la mesa que los treinta puntos sumados durante la primera vuelta le dan un cierto margen de maniobra ahora.

De todas maneras, la escuadra que prepara Manolo García desea estrenar su casillero de victorias en la segunda vuelta en el partido que este domingo lo enfrenta al Betanzos, un rival de la zona media-baja de la tabla clasificatoria. Además, puede llegar al partido con cierto ánimo de revancha por lo que sucedió en el encuentro de la primera vuelta –sufrió la expulsión de tres jugadores, además del entrenador–, aunque Bossa recuerda que “nosotros no hicimos nada malo y entre los jugadores no habrá ningún problema”.

Bossa mantiene la calma pese a que el As Pontes lleve cuatro citas sin ganar