La mujer ahogada en Valdoviño era una joven vecina de la parroquia de Lago

|

La mujer que apareció flotando en la playa de Valdoviño el pasado viernes por la tarde resultó ser la vecina de Lago María Isabel Cibreiro Fornos, de 39 años. La capilla ardiente con los restos mortales de la joven se ha instalado en el Tanatorio de Valdoviño y el sepelio está programado para hoy, a las cuatro de la tarde, en el cementerio parroquial de Santiago de Lago.
Según la información recogida al respecto por este periódico, los forenses del Imelga de Ferrol le practicaron ayer por la mañana la autopsia al cadáver y todo apunta a que se trata de un suicidio y que la mujer murió ahogada en el mar.  
La gran cantidad de lesiones que presentaba por todo el cuerpo pudo deberse a golpes con las rocas, ya que el viernes se registraron olas de seis a siete metros de altura.
Por el estado que presentaba el cadáver al ser recuperado se cree que la muerte debió de producirse pocas horas antes.
Como ya se informó ayer, el cuerpo apareció flotando en la zona de la playa pequeña de Valdoviño y fue rescatado por el presidente de la Asociación de Voluntarios de Protección Civil y el concejal socialista Alberto González, que tuvieron que adentrarse en el mar porque las olas lo trasladaban a la orilla y después volvían a retirarlo hacia dentro.
La mujer estaba desnuda, motivo por el que en las primeras horas no pudo ser identificada. Las investigaciones corrieron a cargo de la Guardia Civil, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 3 de Ferrol, en funciones de guardia esta semana.

La mujer ahogada en Valdoviño era una joven vecina de la parroquia de Lago