El Ajema destaca el objetivo prioritario de las cinco fragatas F-110 en las líneas de actuación para el futuro

maqueta que recoge el concepto inicial del nuevo buque de escolta
|

Adquirir cinco unidades de la nueva serie de fragatas F-110, para sustituir a las de la clase “Santa María”, es la primera en la lista de prioridades que el Ajema, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río, incluye en el capítulo “planes de renovación” del documento “Líneas generales de la Armada”, que acaba de hacer público y que contiene sus objetivos para la Armada en los próximos años.

En el mismo, el máximo responsable de la Marina alude a la crisis económica y a la reducción presupuestaria que esta impone, aunque también asegura que su pretensión es que las incertidumbres derivadas de la situación “no tengan repercusiones en los planes de renovación de la Flota”. Así, en la lista de prioridades de la Armada consignada por el Ajema aparece, después de las cinco unidades de la nueva F-110, una segunda serie de unidades BAM –tres en versión patrulleros, uno en la de salvamento y rescate de submarinos y otro para investigación oceanográfica–. Muñoz-Delgado incluye también en los planes de la Armada varios helicópteros, vehículos, obras de infraestructura en los arsenales de Cartagena y Las Palmas y la modernización del misil Harpoon Bloque II. “En todos estos desarrollos se procurará, en lo posible, impulsar la industria nacional del sector naval”, señala el documento del Ajema.

En efecto, la Armada y Navantia colaboran desde hace tiempo en la definición conceptual de la fragata del futuro, la nueva F-110, que deberían entrar en servicio entre 2025 y 2060. Según las últimas informaciones que trascendieron al respecto, se prevé que será en 2015 cuando arranque el programa de construcción. Mientras tanto, la existencia de este proyecto y la falta de recursos presupuestarios ha descartado la realización de la sexta unidad F-100.

 

El Ajema destaca el objetivo prioritario de las cinco fragatas F-110 en las líneas de actuación para el futuro