El fiscal no formula acusación contra Guillermo Evia en el juicio por el incidente con dos policías locales

|

El juicio por el incidente que se produjo a finales de marzo en la plaza del Callao entre dos policías locales y el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, se celebró ayer y quedó visto para sentencia sin que el fiscal formulase acusación porque no apreció indicios de delito en la actuación del edil.
Como se recordará, el altercado que dio origen a la denuncia por parte de los agentes se produjo cuando estos procedían a retirar con la grúa un vehículo de alta gama mal estacionado y cuyo propietario no tenía seguro. Según la versión de los policías, fue entonces cuando intervino Evia, al que acusan de haber tratado de evitar que cumpliesen con sus funciones haciendo valer su condición de concejal y con frases amenazantes.
El edil, por su parte, sostiene que en ningún momento pidió que se interrumpiese la actuación, sino que se limitó a señalar a los agentes que debían intervenir también en el caso de un camión de reparto que estaba aparcado sobre la acera y que estos no le hicieron caso.
Ayer, en el Juzgado, se mantuvieron las declaraciones tanto de los dos policías –que llevaron como testigos a dos compañeros– como de Evia, que por su parte contó con testimonios de otras tres personas, entre ellas la que lo requirió para que advirtiese a los agentes del estacionamiento sobre la acera del camión de reparto.
Si bien apuntó que esperará a que se dicte sentencia para hablar sobre el caso, el concejal apuntó ayer que los policías “por fin, reconocieron la existencia del camión, que hasta ahora habían negado” y añadió que quedó claro también que él no conocía al propietario del vehículo que estaba retirando la grúa cuando se produjo el incidente. “Pasar por denuncias basadas en mentiras es fastidiado”, dijo Guillermo Evia, que añadió que apreció contradicciones en las declaraciones de los policías y concluyó que “conté la verdad y espero que se me crea”. n

El fiscal no formula acusación contra Guillermo Evia en el juicio por el incidente con dos policías locales