Los alumnos podrán obtener el título de bachiller con un suspenso

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en el Congreso de los Diputados | aec
|

Los alumnos de Bachillerato podrán obtener el título con una asignatura suspensa, según la “Propuesta para la Modificación de la Ley Orgánica de Educación” del Gobierno, que, como ya sucede en la Universidad, incorpora “mecanismos de compensación” que valoran la trayectoria académica del estudiante. 
Esta es una de las medidas que establece el documento que elaboró el ministerio de Educación, que dirige Isabel Celaá, con la intención de eliminar los “aspectos más lesivos” de la Lomce y corregir los artículos “que más vulneran la igualdad”. La propuesta de reforma de la Lomce, que consta de siete bloques, establece en el apartado segundo, titulado “Sobre las enseñanzas y su ordenación”, la posibilidad de “incorporar la futura regulación de la posibilidad de obtención del Bachillerato por compensación en caso de superar todas las materias salvo una”.
Este mecanismo de compensación ya se utiliza en la Universidad desde 2010, fecha en la que fue incorporado al Estatuto del Estudiante Universitario y permite a los centros establecer mecanismos de compensación por materia y formar tribunales que permitan enjuiciar, en conjunto, la trayectoria académica y la labor del estudiante. Así, podrán decidir “si está en posesión de los suficientes conocimientos y competencias que le permitan obtener el título académico al que opta”, a pesar de tener una asignatura suspensa.
Las medidas contempladas en el segundo bloque de la propuesta de reforma de la Lomce del Ejecutivo están dirigidas a buscar “la coherencia entre los criterios de promoción y titulación” y plantean también la eliminación de las pruebas de evaluación de final de etapa y el regreso a las pruebas de acceso a la Universidad (Selectividad) desvinculadas y posteriores a la obtención del título de Bachiller. Este documento Educación será sometido a consultas en la comunidad educativa antes de su posible aprobación en Consejo de Ministros a final de año. 
Además, hace solo unos días la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, afirmaba que la reforma educativa es un “asunto mayor” para el Gobierno y que lo quiere acometer “con cierta rapidez” y con el “máximo” acuerdo para lograr un sistema “que nos dure mucho tiempo”. “Para eso hace falta acuerdo” y “estamos en unas buenas condiciones de alcanzarlo”, manifestó la vicepresidenta en Mérida. l

Los alumnos podrán obtener el título de bachiller con un suspenso