Un centro “inclusivo” y con una gran implicación por parte del profesorado

ALUMNOS COLEGIO RECIMIL EN PLAZA DE ARMAS
|

En su tercer curso como directora del CEIP Recimil, Viví Suárez Taibo confiesa sentirse con mucha energía y ganas de trabajar. Ella capitanea el rumbo de un colegio muy heterogéneo, donde conviven alumnos de diferentes culturas y etnias, y en el que día a día se trasmiten multitud de valores tanto en lo académico como en las relaciones sociales, subraya. Un centro, añade, con una gran implicación por parte del profesorado, para el que solo tiene palabras de agradecimiento. Destaca, por ejemplo, la participación de 16 docentes –en total son 32– en el proyecto de formación en aprendizaje cooperativo, habilidades sociales y convivencia para el que se cuenta con el asesoramiento del CFR (Centro de Formación e Recursos) de Ferrol. “Nos está valiendo mucho para nuestro proyecto educativo”, comenta la directora. Pero, ¿y cómo es la convivencia en el colegio? “Es buena porque tenemos medidas y recursos para conseguir que este sea un centro tranquilo; es un colegio donde conviven diferentes culturas y alumnos con necesidades. Somos un centro totalmente inclusivo, en el que queremos dar una respuesta adecuada a  cada uno de los alumnos”.

necesidades
Y de necesidades habla también la directora, sobre todo de las que se refieren a los propios alumnos, los que necesitan algún tipo de apoyo. En el curso actual, se atiende a 68 –el número total de escolares se cifra en 350–. En base a esto, la Consellería de Educación acaba de dotar al centro con un profesor de apoyo más, aunque a media jornada, y que se suma así a los otros dos también con dedicación parcial –junto a estos hay otros tres docentes (dos de Pedagogía Terapéutica y uno de Audición y Lenguaje) en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)–. “A mayores de los que hay en catálogo, lo que nosotros reclamamos son dos profesores de apoyo a tiempo completo”, comenta Viví. Con respecto a la puesta en marcha de la ludoteca, asegura que permite a los niños jugar de forma más tranquila en el recreo y al mismo tiempo descongestionar el patio durante ese período. n p.c.r.

Un centro “inclusivo” y con una gran implicación por parte del profesorado