Un Rayo debilitado en la zaga

|

El Rayo Majadahonda visita el Estadio Abanca-Riazor para cerrar una serie de dos encuentros seguidos a domicilio después de que días atrás lograra empatar a dos en el estadio del Almería.


En ese duelo los madrileños fueron capaces de igualar el resultado hasta en dos ocasiones en gran parte gracias a la aportación de Fede Varela y de Aitor Ruibal, cuyas dos asistencias y dos goles respectivamente les valieron para entrar en el once ideal de la jornada.


Situados en la zona baja de la tabla pero con un colchón de puntos que les permite de momento estar tranquilos en la lucha por la permanencia, los majariegos solo han ganado tres encuentros ligueros a domicilio este curso.


Pese a ello van con confianza para medirse a un conjunto que no les pudo superar en un enfrentamiento de la primera vuelta que terminó con empate a cero.


Por lo que respecta a esta cita el equipo que dirige Antonio Iriondo llega con varias bajas, la mayoría de ellas en defensa. Así a la de larga duración de Rafa López por lesión se suma también la de Héctor Verdés por idéntico motivo y la de David Andújar por acumulación de amonestaciones. No termina ahí la nómina de ausentes pues tampoco estará disponible el centrocampista José Antonio García ‘Verza’ por unas molestias físicas. Vuelve en cambio Ernesto Galán tras abandonar la enfermería.


Por otro lado se caen de la lista por decisión técnica el portero José Antonio Salcedo y el centrocampista venezolano Aristóteles Romero pese a que este ya había cumplido su sanción tras ser expulsado ante el Numancia.

En Medina del Campo
De camino a A Coruña, el equipo hizo una parada en el camino para ejercitarse en Medina del Campo (Valladolid).


Los de Iriondo completaron la última sesión de la semana en la ciudad vallisoletana. el entrenamiento comenzó con el habitual calentamiento para después realizar un ejercicio táctico, mientras los porteros se ejercitaban bajo el mando de Luis García. Finalmente, realizaron un breve partido de entrenamiento.


Una vez finalizada la sesión, continuaron el viaje hacia tierras coruñesas.

Un Rayo debilitado en la zaga