Cómo acceden los hackers a los datos de las cuentas de Whatsapp

whatsapp
|

Una alarma se encendió el pasado mes de octubre cuando, a través de diversas redes sociales distintas a Twitter, miles de usuarios denunciaron problemas con el uso de Whatsapp. Vale decir que durante esos días, la empresa Twitter había reportado un ingreso ilegal a su servidor que generó problemas en algunos países.

Muchas empresas dedicadas a la seguridad informática han enviado manifiestos donde expresan que es posible hackear cuentas de Whatsapp, ya que la misma aplicación presenta fallos en sus sistemas de protección. La compra de esta empresa por parte de Facebook durante el año 2014, vino precedida por una serie de protocolos que buscan dejar de lado la vulnerabilidad de la misma, para convertirla en una aplicación más robusta.

¿Sistemas vulnerados?

Como se dijo anteriormente, los usuarios de la aplicación en todo el mundo mostraron preocupación ante los anuncios sobre la posibilidad de hackear cuentas de Whatsapp. En este sentido, representantes de la empresa manifestaron que para fortalecer la seguridad de la misma, había establecido un sistema de cifrado de punto, el cual implica que es difícil acceder interceptar cualquier comunicación.

Este sistema fue implementado por la compañía en el año 2016, y fue un resultado de años de estudios y análisis. Este, en líneas generales, gestiona las claves del cifrado y en lugar de que estas sean almacenadas en un servidor, las mismas pasan a ser almacenadas en los dispositivos de cada usuario, este sistema combinado con el trabajo de Textsecure, proporciona la confianza necesaria para los más de un billón de usuarios que tiene la aplicación.

Muchas aplicaciones cuentan con servidores centralizados, lo cual se ha convertido en un error pues de esta manera muchas empresas y gobiernos, tienen la posibilidad de acceder a la privacidad de los usuarios y obtener información importante.

¿Cómo trabajan los hackers?

A pesar de los sistemas de seguridad avanzados que ha mostrado Whatsapp en los últimos años, los mismos se han visto quebrantados por “hackers” o piratas informáticos, que si bien no han generado daños a la plataforma en sí, han sido capaces de acceder a información valiosa y generar problemas individuales.

Como ejemplo de ello, se pueden mencionar los casos donde reconocidas actrices sufrieron ataques a su móvil a través de diversas aplicaciones y los delincuentes informáticos lograron sustraer imágenes comprometedoras que fueron publicadas para generar controversia.

Hasta el año 2015, todavía sin el sistema de punto a punto, a un hacker le podía tomar hasta tres minutos acceder a la información del Whatsapp de otra persona. Para ello, lo primero que debía de tener es el número de la cuenta a hackear.

Posteriormente, en otro teléfono debe estar instalada la aplicación pero sin activar. En dicho teléfono, cuando se le solicite el número a registrar se debe colocar el de la cuenta a hackear. Esta información da acceso al PIN de verificación; con este es posible activar el servicio de Whatsapp de la víctima en el segundo teléfono.

Nuevo método

La entrada del nuevo sistema de protección, establecido por Whatsapp en el año 2017, trajo consigo que meses después los delincuentes informáticos se hicieran de nuevos elementos para hackear cuentas.

Una empresa de seguridad israelí fue la encargada de dar a conocer la lamentable noticia. En este sentido la misma destaca que es a través de un “malware” o software malicioso que los hackers acceden a la cuenta de la víctima. Para ello, utilizan una imagen “aparentemente graciosa” que al abrirse deja el sistema completamente vulnerable para ser afectado.

A pesar de los avances del sistema de protección de Whatsapp, este no puede ser detectado debido a que el mismo viaja encriptado como parte de los protocolos de cuidados que ha establecido la aplicación para mantener alejados a los usuarios de este tipo de daños.

Protegerse es posible

Gracias al trabajo de las empresas de seguridad informática, se han establecido una serie de recomendaciones para evitar ser víctimas de los hackeos en Whatsapp. Asimismo, es posible también tener confianza, pues esta aplicación ya activó protocolos que evitan la instalación de software malicioso en cualquier smartphone.

La primera recomendación que ofrecen las empresas de seguridad en este ámbito es no abrir o descargar archivos de desconocidos. Tampoco es prudente ofrecerle el teléfono a un tercero para que este pueda configurar la aplicación.

Asimismo, los especialistas sugieren colocar un patrón de desbloqueo en el equipo, a la par de mantener tanto el sistema operativo de los móviles y la propia aplicación actualizada al máximo. Ello implica contar con los nuevos protocolos de seguridad.

Conectarse a una red VPN (red privada virtual), la cual dificulta el acceso a los delincuentes. De igual manera es propicio eludir la localización de la dirección IP y desactivar todo lo que ofrezca información sin el consentimiento del usuario.

Siguiendo estas recomendaciones, los usuarios de Whatsapp podrán tener más confianza en el sistema, sin que ello se convierta en una amenaza a la privacidad, a pesar de las constantes intenciones maliciosas.

Cómo acceden los hackers a los datos de las cuentas de Whatsapp