Antonio espera haber aprendido del primer revés en A Malata

ourense-racing /
|

juan quijano
ferrol

El dominio que el Racing ejerció la pasada temporada en el grupo gallego de Tercera, sobre todo en A Malata, no se refleja solamente en haber ganado 18 de los 19 encuentros que jugó como local. Se ilustra de manera especial en que la mitad de esos triunfos se produjeron por más de dos tantos. Eso es algo que no se espera esta campaña en Segunda B, donde el nivel es mayor y, como admite el defensa Antonio, “pocas veces se va a ver una goleada”. De hecho, el primer compromiso en el que la escuadra verde ejerció de local esta campaña –saldado con derrota frente a la Unión Deportiva Logroñés– le hizo ver cuál va a ser el guion de los encuentros que vaya a disputar en su feudo.
El central racinguista Antonio lo explica al asegurar que la mayor parte de los equipos de la categoría apuestan por defenderse lo mejor posible, arriesgar poco y esperar a un contraataque o una jugada de estrategia para crearle peligro al rival. En cambio el Racing, sobre todo en A Malata, se caracteriza por ser una escuadra “más atrevida, con una forma de jugar más arriesgada, pero más bonita de ver”. De todos modos, Antonio recuerda que “de lo que se trata es de que eso nos dé resultados”, así que reconoce que “tenemos que saber leer los partidos, las situaciones en las que se puede tocar la pelota y en las que hay que hacer un fútbol más directo, los momentos en los que se puede arriesgar y en las que hay que ser más conservador”.
De ahí que el defensa confíe en que la derrota frente al cuadro riojano ejerza de aprendizaje de cara a próximas citas en A Malata. “No solo nosotros, sino que la gente tiene que darse cuenta de que somos un equipo recién ascendido y, aunque en casa tenemos que intentar ganar el máximo número posible de partidos, van a ser muy pocos los rivales que vengan a jugarnos de tú a tú”. De hecho, el jugador recuerda que “como hay más igualdad y más nivel de mediocampo hacia delante, cualquier error puede castigarte en esta categoría”, así que espera que no se repita lo que sucedió en aquella ocasión para conseguir la primera victoria de la temporada en casa, tras la conseguida el sábado anterior en O Couto contra el Ourense –la primera de esta temporada–.

similar
De todas maneras, la visita este domingo del Coruxo le planteará al Racing un escenario similar, puesto que el defensa no espera que el cuadro vigués cambie su filosofía de juego. “Es un rival rocoso, difícil de batir... así que me espero que el partido sea parecido al otro que jugamos en casa”, explica Antonio. Además, el hecho de que ambos contendientes estén igualados en la tabla clasificatoria le da un aliciente más al encuentro porque, como recuerda uno de los capitanes del cuadro verde, “si les ganamos nos ponemos por delante en la clasificación de la categoría”.
Será el segundo derbi consecutivo al que haga frente el cuadro verde, una circunstancia extraña derivada del calendario a la que, además del Racing, se están acostumbrando escuadras como el Compostela, el Ourense o el mismo Coruxo. Sin embargo, Antonio no le da excesiva importancia a esta situación, sino que asegura que “no es algo que canse porque estamos empezando la competición y, sobre todo, son encuentros que se disfrutan más que otros”. Por eso, el choque del domingo será una nueva fiesta del fútbol gallego de la categoría de bronce nacional. n

Antonio espera haber aprendido del primer revés en A Malata