El Ayuntamiento da plantón al PP tras abrir este las negociaciones a la prensa

QUINTANA. RUEDA DE PRENSA DE CONCEJALA
|

En el fondo, nadie esperaba que la reunión con el PP fuera demasiado fructífera. El propio alcalde, Xulio Ferreiro, reconocía el día anterior que no era muy optimista porque “a predisposición do PP non é a mellor”. Pero el PP también tenía motivos de reproche contra el Gobierno local. Sobre todo, por una interpretación que consideraban capciosa que había hecho el alcalde sobre los fondos destinados a Igualdad. Al inquirir más información, Xulio Ferreiro había puesto en duda el compromiso de los conservadores con esta causa. Así que ayer,  cuando el principal partido de la oposición invitó a los medios de comunicación como testigos la comisión negociadora, el Ayuntamiento no acudió.  

El concejal de Empleo, Alberto Lema, opinó que aquello suponía convertir el proceso en un “circo” . “Non me parece serio”, insistió. Según Lema, si el PP pretendiera que no hubiera malentendidos en la reunión se habría limitado a levantar un acta de todo lo dicho: “Se hai unha verdadeira intención de negociar por ambas partes non habería ningún problema”.  

 

escenificación

A pesar de que el Gobierno local advirtió de que no pensaba acudir a la reunión, el PP sí lo hizo, convirtiendo así el abandono de las negociaciones por parte de la Marea Atlántica en un plantón. La concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, que lleva el peso de estos encuentros, afeó este comportamiento: “Consideramos que esta non é a forma na que se debe traballar, querer montar un espectáculo e, aínda por enriba, non ofrecer propostas reais nin cuantificadas”.

Por su parte, la portavoz popular, Rosa Gallego, alega que el “paripé” lo está montando el Gobierno local y pone en duda su intención de negociar desde un principio: “Si la Marea no quería negociar, como se ha demostrado, lo podía haber dicho desde el primer minuto. Les pedimos la documentación y el calendario en la primera reunión, lo volvimos a hacer ayer tras la nueva convocatoria, sin que nos enviasen nada”. Según lo entiende Gallego, “si los informes están hechos, lo que no quiere la Marea es explicar partidas comprometidas de privatizaciones y propaganda ni que la prensa esté presente porque pretendían manipular de nuevo las conversaciones”. 

Dado que la vía del PP (y sus diez concejales) parece cerrada de momento, solo queda el PSOE  (con seis). Ayer, una vez más, Vieito recordó a los socialistas que están abiertos a la negociación y que los programas de ambos partidos tienen mucho en común. Pero aunque el portavoz del PSOE, José Manuel Dapena, también ha reiterado su disposición a dialogar, exige “lealtad negociadora y garantías de que Marea cumplirá los acuerdos alcanzados, lo que no ha ocurrido hasta ahora”, recuerda que el alcalde acusó recientemente de “estorbar” y lamenta que Xulio Ferreiro prefiera negociar con el PP en vez de con ellos.

El Ayuntamiento da plantón al PP tras abrir este las negociaciones a la prensa