El PP aprueba los cambios de la RPT y el presupuesto anual sin el respaldo de PSOE, EU y BNG

toda la oposición –en primer plano–, a excepción de if, se opuso a las propuestas del gobierno d. alexandre
|

El PP contó únicamente en el pleno de ayer con el apoyo del portavoz de IF, Juan Fernández, para sacar adelante una nueva modificación de la Relación de Puestos de Trabajo –la segunda en menos de dos años– y el presupuesto –52,1 millones de euros– y el cuadro de personal de 2013. Los ediles del PSOE, EU y BNG votaron en contra de ambos puntos del orden del día de una tranquila sesión plenaria que se despachó en unas dos horas.

La oposición denunció la falta de voluntad para llegar a acuerdos unánimes

La concejala de Personal, Martina Aneiros, justificó esta nueva modificación de la RPT –la segunda del presente mandato– en “necesidades reales” y con la finalidad de lograr una mayor eficacia de los servicios públicos, explicó. Los cambios afectarán, según indicó, a varias áreas locales y se traducen, según se indicó desde el gobierno local, en la creación de ocho nuevas plazas, cinco para reforzar la inspección tributaria y la de recaudación y la habilitación de una oficina técnica de servicios en Medio Ambiente y Urbanismo y un puesto de técnico y otro de coordinador de Cuerpos de seguridad (bomberos y Policía Local). La concejala de Personal aseguró que se realizaron “con la preceptiva negociación con los sindicatos, efectuando propuestas, y con el respaldo de CSIF y UGT”.

Entre la oposición, el portavoz nacionalista, Iván Rivas, justificó el voto en contra alegando la falta de acuerdo con la mayoría de los trabajadores y el hecho de que, indicó “a reducción e amortización de postos e a creación doutros novos contrasta co constante incremento de gasto en estudos externos”.

Por su parte, Javier Galán (EU) incidió en la necesidad de abandonar la línea de modificar la RPT, urgiendo la necesidad de crear un nuevo documento incluso, recordó, ayudándose del trabajo ya realizado durante el mandato del anterior alcalde popular en la ciudad, Juan Juncal, en 2008, sin necesidad de licitarlo de nuevo. “Entendemos que nin as formas nin o fondos son os correctos”, aseguró Galán.

Tampoco los socialistas apoyaron los cambios planteados en la RPT. La portavoz del grupo, Natividad González, incidió en la falta de un apoyo mayoritario de los sindicatos. Al igual que EU, criticó la desaparición del negociado de Medio Ambiente, que ahora se integrará en Servicios y Seguridad. Al respecto, la edila Martina Aneiros subrayó que “con esa medida, el trabajo de Medio Ambiente se va a realizar igual, pero se mejorará la gestión”.

Por último, González Laso aludió a un informe de intervención en el que, según apuntó, se hace referencia al “escaso tempo para fiscalizar o expediente” y se advierte de que la propuesta de acuerdo debe ir acompañada de una valoración de los puestos de nueva creación y de una justificación de las cuantías de las retribuciones complementarias. Esas indefiniciones son, según reconoció la concejala de Personal, “un mal que venimos arrastrando hace años, pero todos los partidos han ido aprobando modificaciones puntuales conscientes de esos defectos en la RPT”. Asimismo, aseguró que se contrató un inventario de todos los puestos y un diagnóstico para mejorar la estructura que, señaló, “están finalizando”, para así poder regular la situación de la RPT. Mientras, dijo, “un año se hacen unas modificaciones y otro se hacen otras”.

Fue el portavoz de IF, Juan Fernández, en encargado de poner el broche final, al dirigirse a sus compañeros de corporación y espetarles que “ha habido anormalidades en este Concello a la hora de incorporar personas a esta plantilla”. El edil fue claro y no escatimó a la hora de poner un ejemplo: “De los 16 funcionarios de Urbanismo, doce son interinos” y preguntó por qué no se cambió “lo que es alegal”.

 

presupuesto

Con palabras de agradecimiento a quienes se “molestaron” en presentar alegaciones al presupuesto –partidos, sindicatos y entidades vecinales– inició el concejal de Hacienda, Alejandro Langtry, su intervención plenaria en defensa del documento contable de 2013. Las de carácter formal, explicó, se rechazaron “porque no tienen base para su estimación” y las políticas se aceptaron parcialmente. Entre ellas, diez planteadas por el PSOE –algunas coincidentes con las formuladas por BNG y EU, señaló– y las enmiendas del grupo municipal del PP. Pero estos cambios no fueron suficientes para alcanzar un acuerdo unánime. Langtry valoró las aceptadas e incidió en que no fue posible incorporarlas todas. Algunas, ironizó, “se presentaron el 21 de diciembre y se podían confundir con la carta a los Reyes Magos”.

El concejal del BNG, Iván Rivas, criticó la escasa partida reservada a inversiones, la contracción del gasto público, la reducción de prestación de servicios públicos y el aumento el gasto en amortización y pago de intereses de la deuda generada, indicó, en 2012. Por su parte, elportavoz de EU Javier Galán denunció que no se aceptase ninguna de las 38 alegaciones que presentó el partido y la falta de participación vecinal para que fuese un documento democrático y la edil socialista criticó el Plan de Ajuste y la ralentización del esfuerzo inversor. “Levamos dous anos de réxime e non podemos perder máis masa muscular”, aseguró González Laso, exigiendo revulsivos para “rachar o estancamento da cidade”.

 

El PP aprueba los cambios de la RPT y el presupuesto anual sin el respaldo de PSOE, EU y BNG